La Fiesta Nacional con más incertidumbre

Por primera vez, en nuestro país se celebra el desfile del Día de la Hispanidad con un Gobierno en funciones y sin jefe de la oposición. Además, ha habido varias ausencias notables en la celebración.

No hay comentarios

En torno a las 11 de la mañana ha comenzado en Madrid el desfile anual de las fuerzas armadas para celebrar el día de la Hispanidad. Como siempre, este desfile está presidido por los reyes de España, las infantas y el presidente del Gobierno. Sin embargo, lo excepcional es que Mariano Rajoy continúa en funciones tras un año sin ejecutivo.

Aunque todas las quinielas apuntan a que España podría tener presidente en las dos próxima semanas, justo cuando se cumple la fecha límite para disolver las cortes, la principal traba es que por el momento tampoco hay jefe de la oposición. Tras la dimisión forzada de Pedro Sánchez, Javier Fernández, presidente de Asturias y de la gestora socialista se ha hecho con la dirección del PSOE. Fernández es el encargado de convocar el Comité Federal socialista, de donde saldrá la respuesta ante una nueva investidura de Rajoy.

Este año, a las ausencias habituales de los presidentes de Cataluña, País Vasco y Navarra se ha unido la del presidente valenciano Ximo Puig, que está de viaje oficial en Cuba y la del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, por motivos personales. Además, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena ha excusado su ausencia por una cita ineludible, la Asamblea Mundial de Líderes Locales y Regionales que se celebra en Colombia.

Por su parte, ningún miembro de Podemos ni de Izquierda Unida ha asistido al desfile ni se personará en la recepción en el Palacio Real, según han confirmado sus líderes Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

Terrorismo, principal amenaza global

El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha afirmado en una entrevista previa al desfile que al ministerio que el lidera no le afecta en demasía la falta de gobierno “aunque quedan proyectos por salir adelante”. Morenés ha explicado que las fuerzas armadas, la seguridad, “no está en funciones”, y han continuado trabajando día a día.

El ministro ha confirmado que antes de que se celebraran las primeras elecciones, Defensa ya había resuelto todo el tema de presupuestos y misiones especiales, que simplemente quedan por resolver detalles de procesos legislativos en materia de reorganización. Lo que sí ha confirmado el ministro es que las operaciones militares fuera de España son aprobadas por el Parlamento, y tienen que renovarse a final del año. Si no se llega a un acuerdo de Gobierno, este procedimiento podría retrasarse hasta nuevas elecciones.

En cuanto al problema del terrorismo, Morenés ha explicado que la coalicion contra el Estado Islámico es muy aplia, y la situación en Siria muy compleja ya que intervienen muchos factores exteriores. “El tema de Alepo es una tragedia humanitaria de un calibre excepcional”, ha añadido el ministro que entiende que España y la coalición estan intentando abordar el problema de una manera inteligente, ayudando a los países a que tomen la responsabilidad sobre su propio futuro. “Intentamos dotar a los paises de los instrumentos que el Estado necesita para tomar el control, más que ayudar con la accion directa o el ataque”, ha concluido Morenés, para quien la derrota al Estado Islámico está más cerca que nunca.