El Gobierno subirá impuestos del alcohol, tabaco y grandes empresas

El Consejo de Ministros del viernes dará luz verde al techo de gasto para 2017, así como al plan presupuestario que incluirá subidas de impuestos en alcohol, tabaco, bebidas azucaradas, además de eliminar deducciones para las grandes empresas, rebajando a 1.000 euros los pagos en efectivo.

No hay comentarios

Según han confirmado diversas fuentes a Reuters, el Gobierno aprobará un incremento de los impuestos sobre el alcohol, que no afectará al vino o la cerveza, y el tabaco, y se dará luz verde a un tributo especial sobre las bebidas azucaradas, siguiendo la reciente recomendación en este sentido realizada por la Organización Mundial de la Salud. Pese a haberse especulado con algún cambio en hidrocarburos, finalmente no habrá una subida en este capítulo, según la misma fuente.

Para ayudar en el ajuste, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, adelantó que también tiene previsto aplicar nuevas medidas para ahorrar 900 millones de euros en el sector público en 2017, aunque no detalló cómo se llevarán a cabo dichos ajustes. Y es que el Ejecutivo confía también en engordar las arcas estatales con un nuevo plan de lucha contra el fraude que incrementará los controles del IVA y reducirá los pagos en efectivo a 1.000 euros.

Tras la parálisis política vivida por el país durante este año, que impidió la formación de un Gobierno hasta hace apenas un mes, Madrid optó por prorrogar los presupuestos de este año para el próximo, pero faltaban por ajustar más de 5.000 millones de euros para cumplir con Bruselas en 2017.

Con los cambios tributarios y un nuevo plan de lucha contra el fraude, el Gobierno pretende garantizar a la Unión Europea que contará con ingresos adicionales para bajar del déficit del 4,6 por ciento del PIB previsto para 2016 al 3,1 por ciento marcado para 2017, en un contexto de sólido crecimiento económico.

El grueso de la recaudación adicional provendrá de la eliminación de diversas deducciones en el impuesto de sociedades para las grandes empresas, siendo la más significativa la de limitar la compensación de pérdidas acumuladas en los años de crisis, que el ministro de Economía, Luis de Guindos, calificó recientemente de “agujero” en los ingresos fiscales.

Frente a frente con Pablo Iglesias

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se enfrentaba hoy por primera vez cara a cara a Mariano Rajoy en una sesión de control. El dirigente ha preguntado al presidente si el Ejecutivo acatará las decisiones del Congreso, en referencia a las últimas propuestas aprobadas por la oposición sin el apoyo del grupo popular.

Este martes por la noche, el Congreso aprobó moción para instar al Gobierno a derogar la polémica “Ley Mordaza”, así como que se puedan conocer los secretos del 23F. Y todas estas iniciativas, con el voto en contra del Partido Popular. La oposición en bloque ya aprovechó el Gobierno en minoría de Mariano Rajoy para tumbar la ley educativa LOMCE.

Un día después, el Gobierno de Mariano Rajoy se somete a la sesión de control de los diputados en el Congreso. La jornada ha comenzado con la pregunta del portavoz del PSOE, Antonio Hernando, quien ha preguntado a Mariano Rajoy sobre la situación de RTVE.

Sin duda, lo más esperado era el cara a cara entre el líder del grupo confederado Unidos Podemos, Pablo Iglesias, quien ha preguntado a Mariano Rajoy precisamente sobre qué piensa hacer el Ejecutivo para hacer cumplir las decisiones tomadas por el legislativo. Rajoy le ha contestado con un escueto “cumpliremos lo que sea obligatorio cumplir”. Ciertamente, la moción aprobada por la oposición para derogar la Ley Mordaza es solo una petición al Gobierno para que proceda a su eliminación, por lo que el Ejecutivo ha de tener la última palabra pero el Congreso deja así patente su posición. Con esta respuesta, Rajoy deja entrever que, a no ser que esté obligado a ello, no pondrá en marcha las iniciativas aprobadas por la mayoría de la Cámara.

Iglesias no se ha quedado satisfecho con la respuesta del presidente y le ha vuelto a preguntar: “La soberanía reside en el Parlamento y se expresa en su capacidad de hacer leyes”. El líder de Podemos le ha recordado a Rajoy que el presidente ya declaró que no se aprobaría ninguna medida de la Cámara que afectase al presupuesto, a lo que le ha recriminado: “¿Qué es lo que le importa más, lo que piense Merkel o lo que le pasa a los ciudadanos?”. Rajoy le ha respondido con ironía: “A mí la señora Merkel nunca me ha dado una orden, pero dígamelo y le llamaré la atención”. El presidente del Gobierno ha recriminado a Iglesias que la labor de gobernar es del Ejecutivo, por lo que hay que respetar la separación de poderes y las competencias de cada uno de ellos.

También ha habido tiempo para el tema de la corrupción. El dirigente de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha preguntado sobre esta materia al ministro de Justicia, Rafael Catalá, al considerar que las medidas contra la corrupción son “injustas” porque “indultan” a los políticos corruptos. “Ustedes no serán la solución si son parte del problema”, ha afeado Domènech al Partido Popular.