Amenaza de un nuevo caos circulatorio en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a restringir la velocidad en la M-30 y en los accesos a la capital, de 90 a 70 kilómetros por hora. El aviso se volvió a dar por la noche con lo que ha vuelto a sorprender a los madrileños. El Ayuntamiento no ha revisado todavía el protocolo para avisar con mayor antelación a los ciudadanos.

No hay comentarios

El protocolo del Ayuntamiento de Madrid contra la polución ha vuelto a coger por sorpresa a miles de madrileños al restringirse la velocidad en la M-30 y en los accesos a la capital. Desde las seis de la mañana ha entrado en vigor la limitación. Como ya pasó algo menos de un mes, el equipo de Carmena avisó a última de hora de ayer, pasadas las 22.30 horas, por lo que muchos conductores se han encontrado con la restricción esta misma mañana.

Se ha activado el Escenario 1 del protocolo contra la polución una vez se han registrado dos picos en las estaciones de Cuatro Caminos y Barrio del Pilar, en las que se han excedido los 250 microgramos de dióxido de nitrógeno (NO2) por metro cúbico. La alerta saltó alrededor de las nueve de la noche.

Si hace un mes, el Ayuntamiento asumió parte del caos que se formó al prohibir el estacionamiento en el área de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en falta de antelación para dar el aviso. Hoy se ha vuelto a repetir. Ayer por la noche los luminosos informativos de la M-30 todavía no informaban de la restricción. Desde el Ayuntamiento indican que el protocolo no contempla un preaviso si se produce un repunte elevado de la contaminación.

Parte del argumento utilizado por el equipo de Carmena es que se debía reformar el protocolo para avisar con más tiempo a los ciudadanos, pero todavía no se ha sometido a pleno para cambiarlo.

Si se mantiene los altos niveles de polución, de forma automática se pasará al Escenario 2, que contempla la prohibición de aparcar en el área de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) para no residentes, tanto en la zona azul como en la verde. El pasado 13 de noviembre ya se adoptó esta medida con un caos circulatorio, apenas se redujo la circulación y los conductores estuvieron expuestos a multas de 90 euros por aparcar.