El coche autónomo, freno para las automovilísticas

Los nuevos servicios de transporte compartido supondrán, para 2021, una reducción en las ventas de 550.000 vehículos según un estudio de Boston Consulting Group. Sin embargo, esto no es más que el principio, pues la irrupción del coche autónomo supondrá, a largo plazo, un impacto mucho mayor.

No hay comentarios

El crecimiento de los servicios para compartir coche dañará las ventas y los ingresos de los fabricantes de automóviles de aquí a cinco años. Según un estudio de Boston Consulting Group, estos servicios podrían suponer un recorte en las ventas de 550.000 vehículos a nivel mundial para 2021, y podría suponer que los fabricantes pierdan más de 8.000 millones de dólares en ingresos, sobre todo en Europa y Asia-Pacífico.

Sin embargo, más a largo plazo, en torno a 2027, el estudio explica que "los vehículos autónomos tendrán un impacto mucho mayor en las ventas de vehículos de lo que lo harán los coches compartidos".

Solo en Norteamérica, donde el estudio calcula que el impacto será menos acusado que en Europa o Asia, se perderán en torno a 52.000 ventas al año por el transporte compartido, aunque se compensarán con unos 44.000 vehículos vendidos al año a las flotas de empresas dedicadas a compartir vehículo, con lo que la pérdida neta es de unos 8.000 vehículos anuales por valor de 500 millones de dólares.

Pese a todo, los propios fabricantes de automóviles están apostando por este nuevo modelo de transporte. Por ejemplo, Ford o General Motors están invirtiendo en el uso compartido de automóviles en varios mercados como complemento a la propiedad de vehículos particulares, según informa Reuters.

El estudio, en cambio, no ha tenido en cuenta el impacto a corto plazo de otros servicios de transporte, como es el caso de Uber.

Según el estudio, el transporte compartido no es un "verdadero cambio de juego", pero el coche autónomo sí que "cambiará el juego, borrando la distinción" entre el coche compartido y los servicios de transporte como Uber a la vez que proporcionará a los clientes una "ventaja significativa en el coste total de propiedad" de un vehículo.