Madrid impondrá una tasa a los cajeros automáticos

El Ayuntamiento de la capital ha aprobado una tasa que deberán abonar las entidades bancarias por aquellos cajeros automáticos que están a pie de calle. Con dicha medida esperan recaudar 745.000 euros.

No hay comentarios

El equipo de Manuela Carmena ha aprobado en Junta de Gobierno 12 nuevas ordenanzas fiscales que modificarán tributos como el de Bienes inmuebles, el de Vehículos de tracción mecánica y el de Construcciones. Sin embargo, el que más polémica ha causado ha sido el nuevo impuesto que se cobrará a las entidades por los cajeros automáticos.

La nueva “Ordenanza Fiscal reguladora de la Tasa de Aprovechamiento Especial del Dominio Público Local por el uso de cajeros automáticos propiedad de las entidades financieras” supondrá una nueva tasa por el uso de los cajeros colocados en la calle.

Dicha tasa tendrá una cuota fija según la categoría fiscal de la calle en la que esté ubicado el cajero. En total, se diferencian nueve zonas en las que los precios de la tasa variarán entre los 26,21 euros anuales y los 742,22 de la tasa más alta. Dicha tasa entrará en vigor a partir del año próximo, el mismo 1 de enero, y en el ejercicio de 2017 se espera recaudar con ella un total de 745.405 euros.

El responsable de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, Carlos Sánchez Mato, ha argumentado que esta “tasa de cajeros” ya funciona en otras ciudades. De hecho, ha especificado que ciertos municipios de importancia y “algunos gobernados por el PP” ya han implantado una tasa así. Se estima que esta tasa afectaría a unos 2.000 dispositivos en toda la ciudad.