Santander redobla su apuesta por Reino Unido

El Brexit y las exigencias regulatorias han provocado que los principales bancos del Reino Unido se planteen sacar parte de su negocio fuera del país. El banco español ha decidido quedarse y planea ampliar las inversiones.

No hay comentarios

El banco presidido por Ana Botín apuesta fuerte por el Reino Unido, cuando el Brexit ha desatado una tormenta de incertidumbre sobre el sector. El Banco de Inglaterra (BoE) quiere establecer un cordón sanitario sobre el negocio comercial de la banca minorista para que no se vea afectado por las posibles turbulencias del mercado. Lo que en la práctica significa separar la banca de inversión de la retail.

Esta decisión obliga a las entidades que operan en el país a plantearse si les conviene sacar parte del negocio fuera del país. Una posibilidad que los grandes bancos internacionales han sugerido, incluso antes de celebrarse el referéndum. Por la parte que le toca Santander, que tiene integrado todos los negocios en Santander UK, está analizando estos últimos días segregar sus divisiones. Pero según informa Bloomberg ha decidido abandonar sus planes de crear dos entidades diferentes y estudiar con el BoE una nueva estrategia para cumplir con la exigencia de aislar la banca minorista.

Financial Times informó hace unos días que Santander pretende ganar flexibilidad para desplazar algunas actividades de banca corporativo y de inversión a la Unión Europea, si la cosa se complica en Reino Unido. Pero la apuesta inicial es permanecer en el Reino Unido. De hecho, Bloomberg informa que reanudó las negociaciones para comprar el negocio de consumo Williams & Glyn de RBS.
Libertad para dividendos

Hoy Santander ha comunicado a la CNMV que el BCE ha remitido los nuevos requisitos mínimos de capital para 2017, con al menos 7,75% a nivel consolidado de capital de máxima calidad. Al cierre del trimestre contaba con una ratio CET1 del 12,44%, muy por encima de los niveles exigidos. “Teniendo en cuenta los niveles actuales de CET1 de Santander, tanto a nivel individual como consolidado, estos requerimientos de capital no implican limitaciones de distribuciones en forma de dividendos, de retribución variable y de pagos de cupón a los titulares de los valores de capital de nivel 1 adicional”, según el comunicado remitido a la CNMV por el banco.