La mujer en los negocios, un largo camino por delante

Pese a los avances conseguidos en los últimos años, todavía hay menos mujeres emprendedoras, dirigentes y trabajadoras que hombres. De hecho, el porcentaje de mujeres en paro a finales de 2016 era de un 20,25%, frente al 17,22% de hombres, la diferencia más alta de la última década

No hay comentarios

Este miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Además, el próximo 22 de marzo se cumplen el décimo aniversario de la introducción de la Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres (Loiemh). Desde 2007 los avances han sido muchos y muy notables, sin embargo, no son suficientes. La igualdad de género en el terreno empresarial es aún una quimera, pese al mayor peso del género femenino en los negocios.

Si miramos hacia los puestos de mayor responsabilidad, en nuestro país, la presencia de las mujeres en los Consejos de Administración del Ibex 35 ha aumentado en casi 10 puntos porcentuales desde 2010, hasta situarse en un peso del 20,31%, medio punto más que el año anterior y muy cerca de la media europea, que se sitúa en el 23,3%, según datos publicados por la Comisión Europea. Según los datos de la la quinta edición del informe “Mujeres en los Consejos de Administración de las compañías del Ibex 35”, elaborado por la consultora Atrevia y la escuela de negocios IESE Business School, en la actualidad hay 92 consejeras dentro de las mayores compañías de España, una más que en 2015.

Para Carolina Lázaro, directora de Agencia Sim, aunque la mujer ya ocupa el 34% de los puestos directivos en el sector del marketing, seguimos con la sensación de “tener que demostrar nuestra valía cada día en un sector en el que, aunque la diferencia no es tan abismal como en otros, los que marcan las pautas siguen siendo en su gran mayoría hombres”. Estos datos están corroborados por el informe “La mujer directiva en España”, realizado por PwC, en el que se desvela que la mujer solo ocupa el 9% de los puestos directivos en el sector TIC.

Desde la crisis, el número de mujeres emprendedoras ha crecido un 10%. El rango de edad medio de estas mujeres se comprende entre los 35 y los 50 años, de las cuales, la gran mayoría tiene hijos. Según T4 Franquicias, las féminas ya representan el 37% del total de franquiciadores en España. Un dato curioso es que el 90% de las emprendedoras se sirven de capital privado, fruto de la indemnización del despido o de ahorros propios para emprender. Por su parte, eBay explica en su estudio “Las pymes españolas en el ámbito online”, que seis de cada diez emprendedoras ha conseguido aumentar sus ventas online en los últimos cinco años. Además, las mujeres parecen haber interiorizado mejor la importancia del ecommerce para sus negocios, ya que el 20,1% de las pymes españolas que tienen al frente a una mujer venden sus productos por Internet, frente al 18,9% de las pequeñas y medianas empresas gestionadas por hombres.

El 73% de los contratos a tiempo parcial son de mujeres

Como ya explicamos en Dirigentes, la edad marca la brecha entre paro femenino y masculino. Según datos de paro registrado publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, entre los menores de 25 años, hay 9.399 hombres más en paro que mujeres. Por el contrario en el grupo de mayores de 25 años, son las mujeres quienes registran una mayor tasa de desempleo, con 466.367 paradas más. La buena noticia es que las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que la brecha laboral tradicionalmente existente entre ambos géneros se está reduciendo en los últimos años. La mujer, que fue afectada en mayor medida en época de crisis, ha ido recuperando terreno hasta alcanzar una tasa de empleo del 42,59%. De entre las Comunidades Autónomas, Madrid es la que más mujeres emplea (49,61%).

En los últimos años, marcados por la recuperación económica, la tasa de paro masculina se ha ido reduciendo hasta situarse en 17.22% a finales de 2016. En el caso del paro femenino, la cifra asciende hasta el 20,25%. Esta diferencia de tres puntos es la mayor de los últimos 10 años, refleja el estudio de Concilia2. Este informe también revela que, aunque la brecha de género en la jornada se ha reducido casi un 6% desde 2008, la segregación ocupacional no lo ha hecho. Es decir, las mujeres continúan estando mayoritariamente representadas en sectores en los que se enmarcan tareas “reproductivas y de cuidados”. Además, el 84% de personas que solicitan excedencias para el cuidado de familiares siguen siendo mujeres. Si la excedencia es para cuidar hijos e hijas, esta cifra aumenta hasta el 93,4%.