Reino Unido, el espejo para privatizar Bankia

Mientras que en España el FROB acaba de dar su visto bueno a la fusión de Bankia y BMN de cara a su privatización, el Gobierno británico ha anunciado la reducción de su participación en Lloyds Bank al 3% y la recuperación del 96% del rescate.

No hay comentarios

Hace ya ocho años desde que el Gobierno español y el británico tuvieron que intervenir respectivamente a distintas entidades bancarias ante el riesgo de quiebra sistémica en el sector financiero. Los dos rescates más sonados fueron el de BFA/Bankia (12.347 millones de euros) en España y el de Lloyds Bank (24.000 millones de euros) en Reino Unido. En el caso de la entidad española, el Ejecutivo tuvo que cubrir un agujero contable equivalente al 65% de la propiedad, mientras que en el caso inglés el Gobierno llegó a adquirir hasta el 46% del banco.

La situación actual de ambas intervenciones es muy distinta a los dos extremos de Europa. En España, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que asumió el 100% del rescate público en 2012, anunció este miércoles su visto bueno a la fusión de Bankia con Banco Mare Nostrum (BMN). BMN fue otra de las entidades intervenidas (49.871 euros) y de la que el FROB mantiene un 65% en propiedad. El análisis encargado por el fondo a la consultora AFI refleja que la mejor estrategia de cara a la desinversión pública es la integración de ambas entidades y la posterior venta de paquetes accionariales aprovechando los momento más favorables del mercado hasta 2019. En este sentido, el Ejecutivo ya anunció su intención de recuperar el importe íntegro del rescate a Bankia con su posterior privatización.

Por el contrario, Reino Unido ha seguido una estrategia de desinversión progresiva en el caso del Lloyd Bank. Desde 2009, ha ido vendiendo paquetes accionariales del 46% que tenía en cartera tras el rescate. El pasado mes de enero ya dejó de ser el principal accionista del banco, tras reducir su participación por debajo del 6%, y este miércoles ha anunciado una nueva rebaja hasta el 3%. La privatización progresiva de la entidad ha permitido recuperar al Gobierno británico hasta un 96% (22.425 millones de euros) del rescate público. El Tesoro precisó además que todo el dinero derivado de esta operación se ha invertido íntegramente en reducir la deuda. Sin embargo, el Ejecutivo inglés tiene todavía en cartera un 72,6% del Royald Bank of Scotlant (RBS), tras asumir un rescate por el 80% de la entidad (52.535 millones de euros).

La recapitalización del sistema financiero inglés supuso un desembolso de hasta 156.744 millones, mientras que en España alcanzó los 60.718 millones.

En el caso de Bankia, la entidad pasó de registrar unas pérdidas récord de 19.056 millones en 2012 (año de la nacionalización), a registrar unas ganancias de 804 millones al cierre del último ejercicio. Por su parte, Lloyds Bank registró un beneficio neto de 2.775 millones en 2016, un 180% más que su resultado en 2015.