Revolución estética: adiós al doble mentón

Belkyra es un inyectable de última generación que llegará a España en abril, este nuevo producto deshace la grasa submentoniana sin comprometer la flacidez de los tejidos, redefiniendo la línea mandibular.

No hay comentarios

Uno de las preocupaciones más comunes de hombre y mujeres es lo que denominamos papada. Este rasgo no es más que grasa acumulada la línea mandibular. Las soluciones que se ofrecían hasta ahora  para acabar con ella eran invasivas y tal y como afirma la doctora Rosso “hasta ahora, para corregir el problema del doble mentón o la papada había que recurrir a la liposucción, y los resultados, a no ser que la piel gozara de una textura, densidad y textura envidiables, no siempre eran los esperados”.

Sin embargo, y recién aprobado por la FDA, el organismo americano que certifica no sólo la seguridad, sino también la eficacia de los productos con su sello, Belkyra llega ahora a España con la Dra. Rosso como pionera en su aplicación. “Los resultados en papada son muy buenos, pues es tan importante y real el efecto de la rotura de los adipocitos como la retracción de la piel, que es fantástica” afirma.

Los médico estéticos llevaban años esperando la autorización y comercialización de este producto. Y no es de extrañar. Según datos de la American Society for Dermatologic Surgery, el pasado año, la papada o el doble mentón eran el motivo principal de preocupación para el 67% de sus pacientes. Un porcentaje similar al de los preocupados por líneas y arrugas.

Este inyectable es único existente para el uso no-quirúrgico de reducción del doble mentón. “Es un tratamiento que asegura tanto la desaparición de la grasa como que no haya flacidez posterior, todo sin baja, sin marcas, y sin apenas molestias. Es idóneo para mujeres y también para hombres, que agradecen mucho que desaparezca la papada que se les marca especialmente cuando llevan
corbata y la camisa les aprieta esa área. Además, al eliminar esa doble barbilla, se marca más y se define mejor el tercio inferior, lo cual da un aspecto muy masculino”, explica la Dra. Rosso.

Además de disolver la grasa, retrae y redefine la línea mandibular, por lo que los resultados marcan un antes y un después en el tratamiento de esta zona del rostro. El activo come grasa.

Belkyra es una versión sintética del ácido deoxicólico formulada de forma específica para el área de la papada: este activo logra romper y destruir la membrana celular de la grasa, por lo que, una vez destruida no vuelve a formarse. Esto permite eliminar los adipocitos de forma permanente.