Los beneficios de la primera hamburguesa probiótica

El yogur, chocolate negro, kéfir, micro-algas, el chucrut, la sopa de miso, los encurtidos, el tempeh, el kimchi, el té Kombucha, las aceitunas, el pan de masa madre y los quesos blandos son alimentos probióticos.

No hay comentarios

El número de búsquedas en Internet relacionadas con “la flora intestinal” que ha aumentado un 200% con respecto a 2015 y es por eso que la preocupación por una dieta rica en alimentos “probióticos” va en aumento.

Luis Miguel Moreno, chef del restaurante Diurno ha investigado esta tendencia y sigue apostando por la cocina sana y platos llenos de vida. Por eso, ha creado una nueva y saludable propuesta, una hamburguesa probiótica, con 180 gr de ternera gallega (cantidad de proteínas recomendada por los especialistas a la hora de consumir este tipo de carnes) y elaborada con ingredientes que te alimentarán, a la vez que te hacen sentir mejor. La hamburguesa tiene un precio de 11,50 €.

Los ingredientes

Luis Miguel Moreno nos explica los ingredientes que ha utilizado en su investigación para la elaboración de esta hamburguesa:

Masa madre (pan de la hamburguesa): Se consigue de forma tradicional por el cultivo de distintas levaduras a base de las bacterias del medio ambiente y la lenta fermentación de las harinas.

Queso parmesano y queso cheddar: Ricos en probióticos y fáciles de encontrar.

Kimchi coreano, o col fermentada: Además de las ventajas que le proporcionan las bacterias que posee, es un gran elemento ya que posee β-caroteno, calcio, hierro y las vitaminas A, B1, B2 y C. Es ideal para reducir la hipertensión, potenciar el sistema inmunitario y prevenir la obesidad.

Kéfir de cabra: Un alimento lácteo y proviene de la fermentación de la leche de cabra y los granos que se le añaden. Idóneo para regenerar la flora intestinal y eliminar los problemas de estreñimiento. Encontramos este alimento en la salsa que acompaña a tu Burger-Probiotica

Tapenade de aceitunas negra y verde: Contienen bacterias vivas beneficiosas para el organismo.

Tallarín de pepinillo: Aunque no lo parezca, los pepinillos verdes que suelen estar en vinagre son un manantial inestimable de bacterias probióticas.

Los probióticos son beneficiosos para la salud debido a que favorecen la producción de los jugos gástricos, la producción de enzimas naturales que conservan el buen funcionamiento de los órganos de nuestro aparato digestivo, también ayudan a mantener a raya el sobre crecimiento de hongos del tipo cándida y otros dañinos para nuestra salud digestiva y reducen niveles de colesterol.