Cinco profesiones que ya no existirán en 2050

Los avances tecnológicos hacen que determinados puestos de trabajo queden obsoletos y acaben desapareciendo con el tiempo.

No hay comentarios

En poco más de una década los cambios tecnológicos han dado la vuelta al ámbito profesional de prácticamente todos los sectores del mundo. Han nacido nuevas profesiones y otras han tenido que adaptarse para sobrevivir; unas mejores que otras, pues en algunos casos la tecnología ha sido más rápida que ellas.

“Estamos convencidos de que en 2050 ya no tendrán cabida en el mercado laboral trabajos manuales susceptibles de ser sustituidos por una máquina o un ordenador pero, además, se van a extinguir las posiciones intermedias que no den un suficiente valor añadido”, asegura Gonzalo Ruiz, consejero delegado del portal Cursos.com.

Este es un listado que muestra ciertos empleos que solo sobrevivirán apelando a la atención diferencial, según Cursos.com. Sin embargo, otros no podrán con el ritmo de cambio tecnológico y tenderán a desaparecer, como ya lo hicieron el operario de telégrafo o el sereno.

Agente de viajes: la industria del turismo ha vivido la tecnología como si de un arma de doble filo se tratara. Por una parte, ha visto cómo las nuevas empresas de Internet han abarcado la mayor parte del negocio de reservas de avión y hoteles, haciendo que las oficinas poco a poco hayan tenido que ir ce-rrando y los hoteles bajando sus tarifas. Ahora bien, por otra parte, la red ha permitido al sector rein-ventarse, bajar precios y llegar de manera más precisa y eficiente al consumidor. Entre tanto las agen-cias tradicionales van cerrando y los agentes de viajes van pasando a la historia poco a poco. En 2050 se estima que no quedará rastro de ellos.

Cajero de banco: las entidades bancarias cada vez redirigen más a la gente a hacer sus trámites vía In-ternet. De hecho, en las propias oficinas llevan tiempo poniendo lectores de cartillas para aligerar la carga del personal. En unos lustros todo será automático en los bancos o se gestionará vía Internet.

Teleoperador: con la mejora del reconocimiento de voz y con los avances en Inteligencia Artificial este gremio está abocado a desaparecer en tres décadas.

Cajero de supermercado: algunos supermercados ya están implantando sistemas automáticos de cobro. Según cursos.com, en 2050 los cajeros de supermercado serán poco más que un recuerdo.

Maquinista de tren: en 2050 habrá trenes, está claro, pero irán pilotados de manera automática. Algo así como sucede con los pequeños trenes de transbordo de ciertos aeropuertos. De hecho, en estos momentos, el trabajo de maquinista sigue vivo más que nada por temas de seguridad.