Macri enfrenta su primer desafío electoral en el poder

Tras su visita a España, el presidente argentino prepara su estrategia para enfrentar las elecciones de octubre, en que se renovará el Parlamento. Macri articula su estrategia a base de resultados y acuerdos políticos. Cuestiones judiciales aparecen en el horizonte.

No hay comentarios

“Recibimos un país donde uno de cada tres argentinos está en la pobreza. Bajamos el déficit fiscal del 5,2% al 4,6% del PIB y la meta para 2017 es llegar al 4,2%. En 2016 la venta de tractores aumentó 25%, la de cosechadoras 54% y la de sembradoras, 80%. La cosecha de trigo es de 130 millones de toneladas, un récord, y abrimos 21 mercados para 40 productos nacionales”.

El discurso del presidente argentino Mauricio Macri este 1 de marzo, al inaugurar el período 2017 de sesiones ordinarias del Congreso, fue un resumen de resultados de su primer año de gestión y también un anticipo de campaña.

El mandatario había regresado hacía una semana de España y estaba exhibiendo los argumentos con los que busca fortalecer su posición frente a las elecciones de octubre, el primer test en las urnas después de su triunfo sobre el peronismo en 2015.

La votación será para elegir un tercio del Senado para el período 2017-2023 y la mitad de Diputados para 2017-2021. “Hay una mayoría de argentinos que quiere progresar, vivir con tranquilidad y formar parte del mundo”, dijo Macri.

Rumbo y turbulencias

Más allá de los datos macroeconómicos, el mandatario argentino enfrenta una oposición política que utiliza indicadores sociales y acciones judiciales en contra de su Gobierno. Entre los primeros, aumento de tarifas, ajuste de salarios y emisión de deuda son los principales.

Entre los segundos, la acusación de conflicto de interés respecto de una deuda de 300 millones de dólares que una empresa de su padre no saldó tras haber quebrado en 2001. La denuncia señala una virtual condonación, debido a que el monto no se actualizó a pesar de que la inflación fue del 700%.

Otra investigación analiza si Macri omitió declarar su papel en sociedades de su padre en Panamá y Bahamas. Y una tercera denuncia señala supuesto perjuicio al Estado y tráfico de influencia en la concesión de rutas aéreas a la compañía Avianca, a la que su padre vendió los activos de su propia empresa Mac Air Jet.

Macri dijo que pidió a la oficina Anticorrupción “un mecanismo” para separar su actuación ante cualquier suspicacia.

Resultados

El Gobierno tiene dos trimestres para fortalecerse antes de las elecciones. Además de los embates del peronismo (la fuerza política a la que venció en 2015), Macri enfrenta demandas salariales y presión sindical (inicia marzo con una huelga de profesores).

No obstante, el mandatario dijo que “lo peor de la transición ya pasó” y que a partir de este año el país no parará de crecer porque está “sentando bases sólidas y duraderas”.

Como resultado de su viaje a España, el Gobierno argentino destacó la voluntad encontrada en Madrid para acelerar un acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, acuerdo que es central para potenciar las inversiones en Sudamérica.

Macri y Mariano Rajoy confían en alcanzar un acuerdo antes de fin de año. Por lo pronto, el Ministerio de Producción ha lanzado, junto con la Cámara Empresarial Argentina de España, el programa “Acelerar España”, una iniciativa para impulsar a emprendedores argentinos.

El verbo acelerar, justamente, es el que más se conjuga en estos días en el Gobierno argentino. La proximidad de las elecciones no hace más que reforzar la relevancia de resultados rápidos para la estabilidad y éxito de las metas de Macri y sus socios internos y externos.