EEUU alivia las restricciones al comercio con Cuba

El país ha anunciado nuevas medidas para aligerar las restricciones financieras, al comercio y a los viajes a Cuba como parte del plan del presidente Obama por conseguir una reapertura hacia la isla antes de que termine su mandato.

No hay comentarios

Los cambios facilitan la exportación a Cuba de algunos bienes estadounidenses comprados por Internet, permiten que compañías norteamericanas mejoren la infraestructura en la isla con propósitos humanitarios y libera la cantidad de cigarros y ron cubanos que viajeros estadounidenses pueden llevar a su país para uso personal, según informa Reuters.

Las leyes estadounidenses todavía prohíben el turismo general a Cuba, pero el Gobierno ha usado anteriormente paquetes regulatorios para facilitar a sus ciudadanos la visita a la isla bajo 12 categorías oficialmente autorizadas.
Otros cambios anunciados el viernes incluyen permitir a compañías estadounidenses proveer servicios de seguridad para la aviación comercial de Cuba, destino al que las aerolíneas de Estados Unidos están comenzando a realizar vuelos regulares.

La normativa también permite a compañías farmacéuticas cubanas solicitar la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus iniciales en inglés).

El anuncio, a menos de un mes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en Estados Unidos, representa un nuevo intento de Obama por normalizar lo máximo posible la relación entre Washington y La Habana antes de que finalice su mandato.

“He aprobado una directiva que da otro paso importante en nuestros esfuerzos por normalizar las relaciones con Cuba”, declaró Obama en un comunicado, en el que agregó que su objetivo es “que nuestra apertura hacia Cuba sea irreversible”.

Las modificaciones son las más recientes de una serie de nuevas reglas desde que ambos países empezaron a normalizar sus relaciones en diciembre de 2014.

Las medidas están incluidas en el último decreto del Gobierno de Obama sobre Cuba para eludir al Congreso, controlado por los republicanos, quienes se han resistido a las peticiones del dirigente para levantar el embargo económico de más de cinco décadas sobre la isla. Los republicanos critican a Obama por hacer demasiadas concesiones a Cuba y exigir muy poco a cambio, especialmente en lo relativo a derechos humanos.

Cuba dio la bienvenida a la decisión pero cree que es insuficiente. Josefina Vidal, jefa de la dirección de Estados Unidos de la cancillería cubana, declaró en rueda de prensa en La Habana que las medidas son positivas pero de naturaleza limitada.