Samsung ganará un 30% menos por el problema del Note 7

El fabricante ha comunicado que en el tercer trimestre del año su beneficio sera de unos 4.600 millones de dólares, un 29,63% menos que en el tercer trimestre de 2015. Samsung había previsto que su beneficio rozara los 7.000 millones de dólares.

No hay comentarios

Los problemas continúan acumulándose para Samsung. El fabricante de smartphones se ha visto obligado a reducir drásticamente sus previsiones de beneficios de cara al tercer trimestre del año. Samsung ya había anunciado que sus ganancias alcanzarían los 6.942 millones de dólares, sin embargo, la retirada (por segunda vez) de su último terminal, el Samsung Galaxy Note 7, del mercado, ha obligado a la coreana a rebajar sus previsiones.

La compañía ha difundido un comunicado en el que explica que este problema hará que el beneficio del tercer trimestre se sitúe en 4.628 millones de dólares, lo que supondría una caída del 29,63% con respecto al tercer trimestre de 2015.

Samsung ha recalculado su facturación para dicho periodo hasta reducirla a unos 47 billones de wones (unos 41.852 millones de dólares), lo que supone un 4,09% menos que lo pronosticado el viernes y un 8,94% menos de lo facturado el año pasado.

Presión de los inversores

Inversores y analistas coinciden en que el daño a la marca y ganancias futuras de Samsung crecerán cuanto más tiempo pase sin informar sobre el origen de la avería, con algunos ya augurando una pérdida de ingresos en la región de 17.000 millones de dólares.

“Es bueno que Samsung tome una decisión firme sobre el Note 7, pero la gente está preocupada por la situación, porque no sabe cuál es el problema”, dijo Kim Hyun-su, un gestor de fondos de IBK Asset Management, que posee acciones en Samsung. “Es necesario que haya una explicación por parte de Samsung con el fin de que los consumidores entiendan que los problemas no sucederán en los próximos modelos … Samsung tiene que explicar claramente y admitir lo que salió mal”, agrega la firma.

“Tendremos que ver cuáles son los planes para el futuro, pero sospecho que Samsung se moverá rápidamente para tener listo el Galaxy S8; tienen la capacidad de fabricación y producción”, dijo Kim, de IBK.