economia

2020: ¿Año del despegue del autoconsumo eléctrico?

Las reglas del juego para el autoconsumo están cambiando y la transición energética forma parte de la agenda del nuevo Gobierno en España. Dirigentes habla con Remigio Abad, director general de Powen, sobre los cambios para los consumidores eléctricos en 2020.

24 DE enero DE 2020. 08:10H Stefanie Claudia Müller

f54e6df77865425eb1eeac0e643ae0a8.JPG

Aunque la transición energética está en la agenda del nuevo gobierno, y se han cambiado las reglas del juego para el autoconsumo, no está extendida la idea de instalarse uno mismo paneles solares en el tejado de casa y producir energía propia. Todavía no ha despegado el número de productores de energía solar como pasa en otros países como Alemania, Austria y Suiza. Remigio Abad, director general de Powen, una empresa de servicio de energía solar, explica por qué este año podría ser importante para el sector y advierte: “El consumidor cada vez sabe más y es más consciente”.

¿Es España referencia en renovables?

Ya lo fue una vez y hoy vuelve a serlo. Los objetivos del PLAN NACIONAL INTEGRADO DE ENERGÍA Y CLIMA (PNIEC) 2021-2030 son ambiciosos, pero España es rica en uno de los mejores recursos naturales para las renovables, el sol. La economía se irá descarbonizando y la única duda a resolver radica en el ritmo de sustitución.

¿A nivel de renovables es mejor un Gobierno PP o PSOE?

La transformación del sector eléctrico y el nuevo rol que juegan los clientes en él va a ocurrir independientemente del signo político del gobierno. Por una parte, porque la sociedad y las nuevas generaciones así lo reclaman; y por otra porque se trata de trasposiciones de directivas comunitarias que España ha de implantar. Por ello, hoy en día cualquiera de los partidos nacionales lleva en su programa el cumplimiento de los objetivos climáticos europeos, de una forma u otra.

¿Para qué nos ha servido la COP25?

Este tipo de cumbres suelen generar expectativas muy altas. Más aun cuando suceden cerca, como en este caso en Madrid. El punto más positivo es haber conseguido que nadie salga del Acuerdo de París. Sin embargo, no haber logrado la creación de un mercado global de emisiones de CO2, con un precio único que todos compartan es, para mí, la mayor decepción. Veremos cómo podemos avanzar de cara a la cumbre de Glasgow, la COP26, que algunos llaman “la cita de la ambición”. En cualquier caso, es espectacular haber podido acoger esta cumbre con tan poco tiempo y ha servido para la promoción de Madrid.

¿Qué cambia en 2020 para las empresas eléctricas y sus consumidores?

Las empresas eléctricas se están teniendo que adaptar para atender un cliente final cada vez más activo, más consciente de la energía que consume y más concienciado con la sostenibilidad. Uno de esos motivos es la nueva regulación relativa al autoconsumo que se promulgó en 2019 y que en 2020 esperamos que asienten todos los procedimientos y veamos un despegue de esta nueva forma de generar y consumir energía por parte de los hogares y las empresas españolas. Las eléctricas tienen que incorporar esta realidad a su modelo de negocio tradicional. ¿Despegará el autoconsumo? Sin duda. Estamos ante una situación de despegue deI sector de Ia energía fotovoltaica en general y de su aplicación para el autoconsumo en particular. El informe que acaba de publicar la Agencia Internacional de la Energía (Renewables 2019) habla de una instalación de energías renovables en todo el mundo para los próximos 5 años de 1.200GW de potencia, de los cuales 700 de los mismos se corresponden con energía solar fotovoltaica. En ese mismo informe, se estima que, en 5 años, hasta 100 millones de hogares en el mundo realizarán instalaciones de autoconsumo.

¿Qué tipo de autoconsumo veremos?

En España, tenemos dos modaIidades de autoconsumo, según se vierta o no a la red convencional la energía generada que no se consume. Por concretar: SIN excedentes. Cuando existen sistemas antivertido que impiden la inyección de energía excedentaria a la red de transporte o distribución. La ventaja de esta modaIidad radica en su senciIIez administrativa y faciIidad de instaIación. CON excedentes. Además de suministrar energía para autoconsumo propio, Ios excedentes se pueden inyectar en Ia red y ser retribuidos o compensados en Ia factura eIéctrica.

¿Pero cabe en la mentalidad de un hogar español instalarse panales solares?

La tecnología está probada, es muy asequible y, además, existe una preocupación creciente por el medio ambiente que está movilizando a las personas. Nuestros clientes residenciales ahorran hasta un 70% en algunos casos, aunque lo más normal es ver ahorros en torno al 40%. Todo esto sin tener en cuenta ahora los excedentes que no se aprovechaban y empiezan a remunerarse también, además de otros incentivos fiscales a nivel municipal que ayudan sin duda a amortizar la instalación en menos de 5 años, teniendo una vida útil de más de 25.

¿Qué falta por hacer en España?

Para el autoconsumo dos cosas principalmente. A nivel legal y regulatorio todavía falta asegurar que los procedimientos entre todos los agentes implicados en la tramitación y operación de las instalaciones están claros y se establecen tiempos de respuesta que faciliten la experiencia de los clientes. En esta línea, un esquema tarifario que redujese el término de potencia, que hoy en España es de los más altos de Europa, e incrementase la parte referente al consumo de energía, incentivaría a los clientes a ser más conscientes de la necesidad de ser eficientes. Por otro lado, desde el punto de vista de las empresas, tenemos que seguir divulgando una posibilidad que aun hoy resulta desconocida para el público general.

¿Por qué los verdes son tan débiles en España?

La conciencia medioambiental está creciendo de forma paulatina en toda la sociedad. En los últimos años hemos visto cómo las propuestas que realizan los partidos verdes se han integrado en España en plataformas más generalistas y han obtenido mejores resultados con acceso a puestos de más relevancia e impacto.

¿El “Green Deal” será realidad o es Greenwashing?

El “Green Deal” supone un reto enorme y eleva los objetivos de reducción de emisiones para 2030. Conseguirlo exigirá un esfuerzo significativo por parte de los sectores público y privado, pero es un marco que nos permite actuar sabiendo qué tenemos que lograr. El reto será mayor para aquellas regiones más dependientes de combustibles fósiles, pero en España tenemos todos los ingredientes para hacerlo realidad. Aun se tiene que concretar el Plan de Inversiones, pero al menos el 25% del presupuesto de la UE a largo plazo deberá dedicarse a la acción por el clima, y el Banco Europeo de Inversiones, tendrá que ofrecer apoyo adicional.

¿Qué piensa de Greta Thunberg?

Es indudable que el año pasado ha conseguido que el público general la conozca y sepa de qué problemática habla. Además, es reflejo de que la preocupación por el medio ambiente nace a edades tempranas. Reconocer ese impacto mediático es importante en un mundo donde la política energética y sus efectos en el clima no está en primer plano.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"