actualidad

CaixaBank reduce el dividendo de 2019 y 2020 por el COVID-19

La entidad desconvoca la junta general de accionistas, prevista para el próximo 2 de abril

27 DE marzo DE 2020. 12:47H Dirigentes

El consejo de administración de CaixaBank ha tomado una serie de medidas enfocadas a "reforzar la solvencia de la entidad (...) y el compromiso de la sociedad en su conjunto", ante las consecuencias económicas derivadas de la pandemia, que afecta de manera significativa a España. El objetivo pasa por "revertir lo antes posible esta situación excepcional", ya que el banco prevé que el COVID-19 tendrá un impacto en la economía global breve en el tiempo pero muy severo.

En este contexto, el máximo órgano del grupo ha acordado modificar la política de dividendos con una reducción del pago en efectivo para 2019 hasta los 0,07 euros por acción, frente a los 0,15 euros previstos en un principio y que iban a desembolsarse el próximo 15 de abril. Según detalla en una nota, esto supone un pay-out del 24,6%. Esta es la única remuneración correspondiente al ejercicio 2019, ya que desde hace tiempo la entidad solamente realiza un abono anual. De esta cantidad, una parte va destinada a financiar la Obra Social de La Caixa.

Asimismo, CaixaBank ha cambiado los requisitos de la retribución al accionista para este año. En concreto repartirá un dividendo inferior al 30% del beneficio neto aportado, en lugar del 50% acordado previamente.

De manera paralela, el consejo también ha decidido rebajar al 11,5% el objetivo de la ratio de solvencia CET1 y dejar sin efecto el objetivo de una ratio CET1 del 12% más un margen adicional del 1% destinado a "absorber los impactos de la implementación de los desarrollos de Basilea" y otros aspectos regulatorios, cuya implementación será retrasada en el tiempo.

Para compensar, el consejo ha pensado en distribuir en el futuro el exceso de capital por encima del CET1 del 12% en forma de dividendo extraordinario o recompra de acciones. En cualquier caso, esta condición se encuentra sujeta al retorno de la situación macroeconómica en la que opera el banco en un entorno de normalidad y no se efectuará antes de 2021.

Por otro lado, la firma encabezada por Jordi Gual ha dado marcha atrás en seguir adelante con la celebración de su junta general de accionistas para los días 2 y 3 de abril, respectivamente y deja en el limbo la fecha.

Por último, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha renunciado a su remuneración variable para este ejercicio, tanto la del bonus anual como la del plan de incentivos anuales a largo plazo.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"