actualidad

El mercado laboral a examen

18 DE junio DE 2018. 10:01H Dirigentes Digital

image_content_42965_20180618100641.jpg

A pesar de la paulatina disminución de la tasa de paro en España, los jóvenes continúan siendo uno de los colectivos más desfavorecidos. Según datos de Eurostat, este país registra el número de desempleados menores de 25 años más alta de la Unión Europea, con un 34,4%, solo por detrás de Grecia.

Se trata de un contexto donde el sector académico y las empresas juegan, cada vez más, un papel destacado pero no exento de dificultades. La Guía del Mercado Laboral 2018, elaborada por la consultora de Recursos Humanos, Hays, arroja que un 76% de las instituciones académicas considera que existe una brecha entre la preparación de los jóvenes y lo que realmente demandan las empresas, mientras que en éstas lo piensan casi la mitad (47%).

Si bien esta cifra ha disminuido de manera considerable con respecto a la edición anterior, se trata de una cantidad relativamente elevada, especialmente en los entrevistados procedentes de las escuelas de negocios y centros de postgrado que son los que mantienen un mayor acuerdo en esta afirmación.

En la pregunta “¿cómo deberían prepararse mejor para entrar al mercado laboral?” la gran mayoría coincide en la realización de prácticas obligatorias (84%), la necesidad de saber idiomas (68%), frente a una tercera parte que considera necesario más formación. De hecho, tanto las empresas como la parte de la enseñanza afirman que los alumnos no mantienen el suficiente contacto con las empresas durante la fase de sus estudios.

Unos elementos a los que se suman la inclusión de contenidos enfocados en competencias digitales, además de la necesidad de potenciar un mayor desarrollo de habilidades sociales en las titulaciones, como pueden ser la capacidad analítica, proactividad, dinamismo y polivalencia.

A lo largo de estos diez años de crisis económica, el mercado laboral ha experimentado una serie de transformaciones que han modificado por completo el panorama. En este sentido, los estudios especializados se han consolidado, año tras año, frente a los generalistas, especialmente, las ingenierías y ciencias sociales y jurídicas como la opción que aconsejarían estudiar. “Tenemos que ser conscientes de que lo que hace 20 años era válido en el mercado laboral, ya no lo es”, señala el managing director de Hays España, Christopher Dottie.

Al margen de este escenario el análisis evidencia otros problemas existentes en el mercado de trabajo como el desajuste entre la oferta existente y las vacantes disponibles (44%) y la falta de personal cualificado para desempeñar una tarea, mientras que una tercera parte tacha de “lenta” la adaptación de la fuerza laboral a los cambios que se producen. No obstante, son muy pocas las empresas que ven la automatización de los procesos como una amenaza para sus trabajadores.

Llama la atención que el 71% de los entrevistados dice que los jóvenes abogan por trabajar en una multinacional, emprender (18%) o en una gran empresa nacional (11%). En un país como España, donde casi la práctica totalidad de las empresas cuenta con menos de 250 trabajadores, ninguno de los entrevistados las ha señalado como una opción atractiva para los jóvenes de cara a desempeñar la carrera profesional.

La recuperación económica se ha convertido en un hecho evidente dentro de las corporaciones. La afirmación viene respaldada por el hecho de que el 30% se plantea readmitir a aquellos trabajadores de los que se han visto obligados a prescindir y el 83% que despedirá a alguien tiene intención de sustituirlo. En cualquier caso, los agentes perciben que el trabajo mejorará, pero lo hará ligeramente.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"