actualidad

Fundación Mapfre destina 35 millones para frenar el COVID-19

La iniciativa promueve la “cohesión social” e incorpora una campaña de microdonaciones y un programa de apoyo a personas mayores mediante voluntarios

03 DE abril DE 2020. 13:45H Isabel Garrido

f93410f5715a85d3fcd640d3e669be97.PNG

La emergencia sanitaria generada por la crisis del coronavirus está impulsando la colaboración de todos los sectores de la sociedad. Con el firme mensaje de que “Todos estamos llamados a la acción”, la Fundación Mapfre ha anunciado hoy que destinará 35 millones de euros a distintos proyectos de ámbito internacional, para contribuir a frenar la crisis del coronavirus y paliar los efectos que está generando en las personas.

El objetivo de la iniciativa se fundamenta en tres pilares entre los que se dividirá el presupuesto: mejorar la protección de la población frente al virus, ayudar a los más desfavorecidos y contribuir a la salida de esta crisis con el menor impacto posible. “Las instituciones, como Fundación Mapfre, están llamadas, más que nunca, a pasar a la acción con medidas solidarias que promuevan la cohesión social y la igualdad de oportunidades” ha destacado orgulloso Antonio Huertas, presidente de la entidad.

La primera medida de actuación inmediata apuesta por la investigación. La Fundación ha donado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) 5 millones de euros para acelerar la investigación relacionada con el coronavirus SARS-CoV-2 y luchar contra la enfermedad. Tal y como explican desde el Organismo, dicha ayuda permitirá al CSIC “realizar un estudio integral de esta pandemia, profundizar en el conocimiento del virus y sus mecanismos de transmisión, y propiciar no solo una vacuna frente al mismo, sino también base científica para proteger mejor a la población frente a futuras pandemias”.

En esta línea, la Fundación Mapfre también ha financiado la creación de un prototipo de respirador ideado para las infecciones más graves del covid-19, del que actualmente hay falta de abastecimiento. El dispositivo ha sido diseñado por The Open Ventilator, un equipo de investigadores españoles que han contado con el apoyo de la Universidad Rey Juan Carlos y Celera; y en estos momentos están a punto de conseguir la autorización para iniciar su ensayo en pacientes y comprobar su eficiencia. Además, también han anunciado que están proporcionando materiales a voluntarios de la Universidad Francisco de Vitoria y de la empresa E-Rescue para que puedan fabricar y entregar cerca de 50.000 equipos de protección a los profesionales expuestos al coronavirus.

La dotación de material sanitario urgente es otra de las actuaciones inmediatas anunciadas. Para su consecución, explican que se destinarán 20 millones de euros a 27 países para la adquisición de material médico, protección sanitaria y respiradores, así como para poner en marcha unidades médicas de emergencias, hospitales de campaña y realizar pruebas de confirmación diagnóstica PCR.

Esta partida es clave para frenar la enfermedad, por lo que para la distribución de la ayuda se ha tenido en cuenta el tamaño y la preparación de los países ante una posible pandemia. De esta forma, entre los estados que recibirán mayor dotación se encuentra España, Brasil, EEUU, México y Paraguay. Asimismo, también tienen previsto adquirir 150 respiradores, de los que 50 se entregarán en España y 100 en Latinoamérica; y esperan distribuir próximamente un total de 100.000 mascarillas FFP2, 525.000 mascarillas quirúrgicas, 3.000 gafas de protección, 130.000 batas desechables y 750.000 guantes de nitrilo a residencias de personas mayores, hospitales y entidades sociales asistenciales.

Para concluir el presupuesto, la Fundación Mapfre ha destinado los 10 millones restantes a impulsar distintas acciones en España prestando especial atención al ámbito personal y profesional de las personas. Con la colaboración del Grupo Luria y la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, se proporcionará ayuda psicológica a las familias que hayan perdido a uno de sus miembros con motivo del coronavirus.

Asimismo, en relación a la situación de las familias con menos recursos, la Fundación ha aprobado dentro del programa “Sé Solidario” una acción de microayudas de las que podrán beneficiarse pequeñas entidades sociales para adquirir bienes de primera necesidad como alimentos y artículos de limpieza e higiene personal. En esta línea, también ha lanzado la campaña “Ahora, por ellos” que tiene el objetivo de cubrir las necesidades urgentes de las personas mayores que están solas y tienen problemas económicos. Así, para acompañarlas, dentro de su programa de voluntariado en el que colabora el Grupo Senda, destaca el proyecto “Una voz amiga” que brinda apoyo telefónico y emocional en estos momentos de aislamiento.

Este paquete extraordinario de medidas impulsado por la Fundación Mapfre también tiene el objetivo de recuperar y fomentar el empleo a través de ayudas, dirigidas principalmente a pymes y autónomos. Para lograrlo, se destinarán más de 5 millones de euros a un plan de asesoramiento telefónico con profesionales especializados de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y generará gráficos para ofrecer consejos prácticos sobre cómo realizar algunos trámites administrativos como la solicitud de ayudas económicas, préstamos ICO y aplazamientos fiscales.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"