actualidad

Las escuchas de Villarejo alcanzaron hasta el expresidente del BCE

20 DE febrero DE 2019. 11:00H Dirigentes

trichet_41-128975_20190220110832.jpg

La lista de investigados del excomisario José Manuel Villarejo a petición de BBVA se extiende. Una vez conocida la supuesta implicación de diversas figuras de la política y el mundo empresarial, e incluso el propio rey Juan Carlos I, ha trascendido que hubo “rastreos” de Villarejo en los que estaba implicado Jean-Claude Trichet, el expresidente del Banco Central Europeo (BCE).

Según desvela El Economista, uno de los informes del excomisario implicaba al exministro de Economía, Pedro Solbes, en una conversación que mantuvo con el presidente del BCE, que tuvo lugar entre finales de 2005 y principios de 2005. Según ese documento, la llamada telefónica entre los dos dirigentes se calificaba como un “interesante contacto”.

En dicha charla se habló, entre otras cosas, de la burbuja inmobiliaria que vivía España por entonces. Por otra parte, también se hace referencia a otros líderes con responsabilidades fuera de nuestro país. En particular, se nombra al excomisario de Economía de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, en una conversación con Jesús María Cainzos, antiguo vicepresidente del banco.

Como ya ha informado DIRIGENTES, las investigaciones de Villarejo contenían más de 16.000 conversaciones, con escuchas que iban desde la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, hasta el jefe de la Oficina Económica de la Moncloa, Miguel Sebastián, o el exministro de Industria, José Montilla, y el exdirector gerente del FMI, Rodrigo Rato.

Daños en la reputación

A mediados de febrero, BBVA dio cuenta del posible “impacto reputacional negativo” que podría tener la responsabilidad del actual presidente de honor, Francisco González, en las supuestas escuchas que fueron encargadas a Villarejo.

Es una cuestión sobre la que ya ha opinado el propio BCE. El vicepresidente, Luís De Guindos explicó que “la reputación es el principal activo de un banco”, en relación al daño que podía hacer la polémica de Villarejo en el BBVA. No obstante, dada la posición simbólica de Francisco González en el banco, rehusaron exigir responsabilidades al BBVA. El banco tendrá que dar explicaciones el 15 de marzo en su Junta de Accionistas.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"