actualidad

"Siendo la pandemia algo negativo, la reticencia a la digitalización ha dado un vuelco"

DIRIGENTES habla con Emilio Mínguez sobre la tercera edición de CIBITEC, que se celebra en Madrid del 10 al 13 de mayo

06 DE mayo DE 2021. 08:30H Dirigentes

e3605b1615f3c7e7f5642f661325a981.jpg

Las posibilidades que abre la digitalización están en boca de todos, desde políticos a empresarios. Eso se refleja en el interés que los ciudadanos tienen por el asunto, que también atrae a empresas e instituciones, que se niegan a quedarse atrás en este proceso.

Imagen de ello son iniciativas como el III Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología, que se celebra en Madrid del 10 al 13 de mayo. En su nombre abreviado, CIBITEC21 pretende abordar "La digitalización de la Industria" como tema principal. De ese modo, la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid y el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid pretenden hacerse eco de los planes políticos que harán de la digitalización la bandera de la recuperación.

Emilio Mínguez, vicepresidente de la Asociación de Ingenieros de Madrid, comenta a DIRIGENTES que el hecho de haber elegido la digitalización como tema central para el congreso responde al cambio que tendrá que afrontar la industria para reorganizar su tejido productivo. En su opinión, será esencial que la digitalización se ponga al servicio de la sociedad, la industria y la transición energética.

La perspectiva internacional de este evento también ayudará a abordar la situación en América Latina. El Tecnológico de Monterrey analizará cuál es el estado de la digitalización en la empresa iberoamericana, así como su capacitación para innovar en la era digital.

En ese contexto, Mínguez destaca que la covid-19 "ha modificado las formas en cómo comunicarnos y trabajar, y también ha puesto sobre la mesa que la industria puede seguir trabajando en situaciones extremas". Asimismo, añade que "siendo un proceso negativo desde el punto de vista sanitario, la reticencia que podría haber a poder tener una mayor capacidad de digitalización en los procesos comerciales e informáticos ha dado un vuelco importante".

En cualquier caso, admite que sectores como el turístico han sufrido un mayor impacto de esta revolución porque ha creado "un nuevo paradigma". Pero Mínguez es optimista, porque cree que no va a destruir empleo, sino que "va a hacer cambiar algunos de los puestos de trabajo y puede que necesitemos más formación". En ese aspecto, concluye que "cuando ha habido grandes cambios en el mundo por procesos de revoluciones industriales nunca ha habido una pérdida de puestos de trabajo sino una oportunidad hacia nuevos puestos de trabajo".

Con perspectiva de futuro, Mínguez apuesta a que será necesaria una formación distinta a la que se ha dado hasta ahora. "Nuestros jóvenes son capaces de adaptar sus conocimientos a esas nuevas tecnologías y a esos nuevos puestos que están apareciendo", considera.

En cuanto a los planes de digitalización, este experto las valora de este modo: "Creo que hay iniciativas muy importantes". La cuestión es que puedan generarse sinergias entre empresas más avanzadas y aquellas que apenas inician el proceso de digitalización. En ese aspecto, destaca que congresos como este sirven para poner en común a unas y otras, ya que el acceso es libre para todo el que esté interesado.

Entre los participantes más destacados se encuentran el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el secretario de Estado de Industria, Raül Blanco, el CEO de Siemens, Miguel Ángel López, así como el consejero delegado de Red Eléctrica.



MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"