domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Actualidad

Torres promete "rigor" en la investigación González-Villarejo

15 de marzo de 2019. 12:30h Mario Talavera
  • Torres promete "rigor" en la investigación González-Villarejo

Los resultados que ha cosechado BBVA durante 2018 le servirán de poco frente al aluvión de polémicas en las que se ha visto envuelto en los últimos meses. Ganó 5.324 millones de euros el año pasado, un 51,3% más, si bien esa cifra pasará desapercibida frente a la preocupación de los inversores por la involucración de Francisco González con el excomisario Villarejo.

El expresidente de BBVA ha tratado de calmar los ánimos con su renuncia temporal al cargo de presidente de honor y máximo dirigente de la fundación. No obstante, eso no evita que incluso los pequeños accionistas estén atentos a lo que se pueda decir de González, así como sobre la influencia que pueda tener sobre la reputación del banco y en sus negocios.

De hecho, ADICAE representará a pequeños ahorradores y accionistas en dicha junta. La propia organización critica que no se hayan pedido disculpas a las entidades y personas que investigó la trama urdida por González y la empresa de Villarejo.

El propio presidente de la entidad, Carlos Torres, cuyo cargo tendrá que ratificar la junta, ha explicado ante los medios que “BBVA seguirá investigando con rigor, colaborando activamente con la justicia en el esclarecimiento de los hechos e interés de la entidad” en el caso Villarejo.

Por otra parte, existen otros frentes abiertos que también preocupan a los inversores. Entre ellas, el descenso de la cotización en el último año y medio, así como los “abusos” que han sufrido clientes y accionistas. De hecho, BBVA es la entidad contra quien ADICAE ha dirigido el mayor número de demandas colectivas.

Con respecto a la política de dividendos, la entidad ha propuesto elevar un 7% el dividendo complementario que se reparte el próximo mes de abril. Así, los accionistas recibirán, si se aprueba en la Junta, un dividendo complementario de 0,16 euros brutos por acción. De esa forma, se mantendría la política de pay-out en el 35-40% comprometido por la empresa.