ahorro

3 de cada 4 asesores creen que la pandemia impulsó la preocupación de los clientes por sus finanzas

Según EFPA España, las características de los productos de ahorro e inversión son los aspectos en el ámbito financiero que mejor conocen los clientes particulares

11 DE octubre DE 2021. 13:08H Funds&Markets

da47ba5a7eca32fdcb27423c7d9d5fd0.jpg

Si hace tan solos días celebrábamos el día por la educación financiera, lo cierto es que los datos nos muestran cada vez más que esta supone una necesidad imperiosa en nuestra sociedad. 

Así, y según la I Encuesta EFPA España, el 62% de los asesores financieros españoles cree que el nivel general de educación financiera de sus clientes ha incrementado en los últimos cinco años. Eso sí, aunque un 11% de los preguntados lo circunscribe a la irrupción de la pandemia de la COVID-19. 

En esta encuesta, en la que han participado más de 500 profesionales de la industria del asesoramiento financiero de nuestro país, se resalta además que tres de cada cuatro profesionales consultados piensan que la pandemia ha empujado a los ciudadanos a mostrarse más preocupados por la gestión de sus ahorros y las finanzas personales, aunque un 43% cree que se trata solo de un episodio puntual, fruto de los peores momentos de la crisis de la COVID-19.

Tal y como han indicado los asesores preguntados en el estudio, las características de los productos de ahorro e inversión son los aspectos en el ámbito financiero que mejor conocen los clientes particulares, por delante de todos aquellos ligado a datos macroeconómicos, tales como la inflación, prima de riesgo, Euribor y los relacionados con la planificación fiscal y la realización de presupuestos personales.

"En base a los parámetros analizados en la encuesta, los asesores financieros otorgan a los españoles una nota global de 4,5 sobre su nivel de educación financiera. El 49% de los profesionales aprueba a los españoles en este ámbito, aunque apenas un 7% otorga una nota global igual o superior al 7”, aclara el comunicado de EFPA.

Y precisa: “Más de siete de cada diez asesores priorizan que los ahorradores particulares conozcan el funcionamiento de todos los vehículos que afecten a su economía personal, ya sean de ahorro, de crédito o incluso medios de pago, mientras que un 23% pone el foco en la importancia del conocimiento sobre la mayoría de productos financieros de ahorro e inversión, en especial fondos de inversión, ETFs y planes de pensiones, y para el 6% solo sería necesario que conozcan los vehículos relacionados con el ahorro para la jubilación”. 

Por otro lado, cabe destacar que de forma general y como consenso, los encuestados, concretamente el 92%, recalcan que la prioridad es trabajar en las distintas etapas educativas, mientras que el 4% apuesta por desarrollar iniciativas de fomento de la cultura financiera, a través de medios de comunicación y las Redes Sociales, y otro 4% cree fundamental la implicación de empresarios, sindicatos y patronales para lograr este objetivo.

“El último informe PISA realizado sobre conocimientos financieros sitúa a España en la décima posición de los 15 países de la OCDE analizados (entre niños de 13 y 15 años). En base a estos pobres resultados, ¿cómo se puede mejorar ese nivel de conocimientos entre los más jóvenes? El 82% de los asesores financieros aboga por incluir una asignatura obligatoria en los colegios para que los alumnos mejoren sus conocimientos financieros desde pequeños, cuatro de cada diez proponen la realización de cursos optativos ofrecidos por profesionales del sector financiero, con el fin de acercar la terminología económica desde temprana edad, y casi un tercio (32%) cree que lo más adecuado es acercarse a ellos a través de sus canales de comunicación habituales, como las Redes Sociales”, recoge el comunicado. 

El ahorro para la jubilación registra mayor interés

Además, otra de las conclusiones que arroja el paper es que concretamente dos tercios de los asesores financieros consultados por EFPA España creen que sí ha incrementado el interés por el ahorro para la jubilación entre sus clientes en los últimos años, aunque un 45% considera que todavía la mayoría de ahorradores particulares no conoce cómo funcionan los productos financieros enfocados para este objetivo, mientras que un 21% sí cree que son conscientes de la necesidad de ahorrar para complementar la pensión pública.

Además, la encuesta muestra que siete de cada diez profesionales apuestan por las Redes Sociales como un canal adecuado para mejorar la educación financiera, gracias a la inmediatez y capilaridad para llegar al conjunto de los ciudadanos, aunque la mayoría (60%) aclara que se trata de un canal óptimo siempre que la información sea regulada y que proceda de una fuente cualificada.

Por su parte, Jordi Martínez, coordinador del programa EFPA de educación financiera, explica que “la consulta que hemos hecho entre los profesionales del asesoramiento financiero pone de manifiesto una percepción compartida en base a nuestra experiencia en el programa EFPA de Educación Financiera. Aunque todavía hay mucho camino por avanzar, el nivel general ha mejorado en los últimos años, gracias al esfuerzo de los profesionales, un mayor interés de los propios clientes particulares por conocer cómo funcionan los diferentes productos de ahorro e inversión, y la necesidad cada vez más asumida de la importancia de ahorrar en el largo plazo”.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"