miércoles, 18 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Ahorro

5 señales que indican que necesitas un banco ‘fintech’

Desde HelpMyCash analizan cinco indicadores por los cuáles es importante seleccionar un banco más digital.

10 de enero de 2019. 09:24h HelpMyCash
  • Image

La banca fintech ha dejado de ser una anécdota hípster para convertirse en un actor relevante de la industria. En el Reino Unido, uno de los países punteros en el sector, el 63% de las compañías financieras tienen menos de 14 años de vida y ya acumulan el 14% de los ingresos bancarios totales, de acuerdo con la consultora Accenture. Si tenemos en cuenta a todo el continente, Reino Unido incluido, los recién llegados suponen el 20% de todas las instituciones bancarias y de pago y se han hecho con el 7% del total de los ingresos del sector.

En España hay 328 startups fintech, de acuerdo con el mapa elaborado mensualmente por Finnovating, y seis de ellas son neobancos. No obstante, actualmente los grandes bancos fintech juegan en ligas extranjeras: Alemania y Reino Unido principalmente. El alemán N26 el pasado mes de diciembre alcanzó los dos millones de clientes y en España ya suma más de 100.000. La entidad, que cuenta con licencia bancaria, opera en 24 mercados y tiene como objetivo entrar en Estados Unidos este año. Su crecimiento ha sido vertiginoso: lanzado en 2015, en junio de 2018 superó el millón de clientes y solo seis meses después, en diciembre, dobló esa cifra.

Otro de los bancos fintech de referencia es el británico Revolut, que el pasado mes de diciembre obtuvo una licencia bancaria otorgada por el Banco Central de Lituania. Suma más de tres millones de clientes (unos 100.000 en España) y tiene pensado aterrizar en los Estados Unidos, Canadá, Singapur, Japón, Australia y Nueva Zelanda durante el primer trimestre de 2019. Crece a un ritmo de entre 8.000 y 10.000 cuentas corrientes cada día.

El despegue del fintech ha coincidido con cierto desencanto general por el sistema bancario tradicional. Tres de cada cinco estadounidense creían en 2016 que sus bancos no eran capaces de estar al día con sus necesidades y un 70% consideraba que son las soluciones fintech las que están mejorando sus vidas y su salud financiera, de acuerdo con los resultados de una encuesta publicada por la compañía Blumberg Capital en 2016. Pero ¿son para todo el mundo? ¿Qué síntomas indican que necesitamos un banco fintech?

Haces transferencias al extranjero y pagas comisiones

Si transferimos habitualmente dinero a cuentas situadas en el extranjero y estamos descontentos con las comisiones que pagamos, podemos solucionarlo con la banca fintech, explican los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

Según un análisis de TransferWise, por una comisión internacional de mil euros a una cuenta en dólares de Estados Unidos el coste en los bancos de toda la vida sería de entre 20 y 50 euros, a lo que habría que sumar el tipo de cambio, más caro que el real, y la comisión del banco intermediario si lo hubiese. En TransferWise, por su parte, el coste sería de 4,98 euros (0,5% por la operación y tipo de cambio medio del mercado).

Revolut permite hacer transferencias internacionales gratis en hasta 24 divisas con el tipo de cambio real. N26 permite hacer transferencias en 19 monedas gracias a la tecnología de TransferWise que, según señala el banco, “son hasta ocho veces más baratas que en un banco tradicional”. Ferratum Bank no aplica comisiones por las transferencias bancarias internacionales.

Compras en otra moneda o viajas habitualmente

La mayoría de los bancos aplican una comisión del 3% cuando se paga un bien o un servicio en una moneda distinta al euro, independientemente de que la compra se haga por Internet en un comercio chino o que se pague físicamente con la tarjeta en una tienda de Pekín, explican fuentes del comparador. Además, suelen aplicar comisiones por sacar dinero en cajeros situados fuera de España.

¿Qué ofrece la banca fintech? Revolut aplica el tipo de cambio interbancario y no cobra comisiones por cambio de divisas con un máximo de 6.000 euros al mes. Además, permite sacar hasta 200 euros mensuales en cualquier cajero gratis. N26 permite pagar en cualquier moneda con el cambio real y sin comisiones y sacar hasta cinco veces al mes gratis de cualquier cajero en euros (las extracciones en otra moneda tienen un coste del 1,7% sobre la cantidad retirada, inferior al 3% habitual de la banca tradicional). Ferratum Bank ofrece cuatro retiradas de efectivo al mes gratis en cualquier lugar del mundo y, además, permite abrir cuentas en otras divisas, de manera que al pagar en otra moneda no hay cambio de divisa ni comisión extra.

Echas de menos operar con criptomonedas

Si alguna vez te has preguntado por qué tu banco no te permite almacenar criptomonedas y lo echas de menos, es otra señal de que la banca fintech puede serte de utilidad. Concretamente Revolut, que permite comprar, mantener e intercambiar bitcoins, ethers, litecoins, bitcoins cash y ripples.

Te gusta hacerlo todo por el móvil

¿Oficinas bancarias? No, gracias. Muchos de nosotros estamos tan acostumbrados a realizar todos los trámites a través de Internet y del móvil, que nos hemos olvidado de las sucursales. Sin embargo, los bancos físicos no siempre permiten realizar todas las operaciones a distancia, por ejemplo a la hora de contratar un producto nuevo. La banca fintech, por su parte, es una criatura puramente digital y no ha tenido que transformarse, tal y como está haciendo la banca de toda la vida. Lo que significa que está preparada para que desde el primer momento toda la gestión se realice a través de Internet, especialmente a través de la app del móvil, señalan los expertos de HelpMyCash.

Solo necesitas una cuenta y una tarjeta

Las cuentas corrientes y las tarjetas son la esencia de los bancos fintech. Algunos se han animado a ofrecer productos de ahorro, como Ferratum Bank, y otros conceden hipotecas, como Atom Bank, pero lo cierto es que esta práctica aún no se ha generalizado. No obstante, muchos clientes no necesitan un catálogo infinito de productos, tan solo una cuenta corriente y una tarjeta para gestionar el día a día, con condiciones transparentes y una política de comisiones bajas. Eso es lo que ofrece la banca fintech.