ahorro

Caen las retiradas de efectivo y aumentan los pagos móviles

Las rutinas cotidianas y nuestros hábitos de consumo están cambiando desde que el Gobierno decretó el estado de alarma a causa de la pandemia del coronavirus.

20 DE abril DE 2020. 08:00H HelpMyCash

d62ba7467d5f3d5810a80248a44f4f81.jpg

Para reducir el riesgo de transmisión, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan evitar la manipulación de dinero en efectivo y priorizar los pagos con tarjeta como medida de prevención, un método de pago con fuerte peso en la población española. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, más de 85 millones de tarjetas de crédito, débito o prepago se encontraban en circulación a finales de 2019. 

Las entidades bancarias y varios comercios y supermercados, entre ellos Mercadona, se han sumado a esta medida y han recalcado a sus clientes que prioricen el pago de sus compras mediante tarjeta contactless y eviten el empleo de monedas y billetes, con el fin de evitar al máximo el contacto entre personas. 

Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com recuerdan, además, que a partir de ahora solo será obligatorio introducir el pin en las compras con tarjeta contactless que supongan un gasto superior a 50 euros. Tanto las entidades financieras como las principales compañías de medios de pago como Visa o Mastercard han decidido aplicar esta medida mientras dure el estado de alarma para evitar el contacto físico del cliente con los datáfonos.

El número de retiradas cae

Un informe reciente de la fintech Revolut basado en los hábitos de compra de más de medio millón de clientes a nivel nacional revela que las disposiciones de efectivo disminuyeron un 83% entre el 1 y el 31 de marzo, lo que podría corroborar que tanto las recomendaciones de la OMS como la de los distintos supermercados y comercios habrían calado en la forma de comprar de los consumidores, que han decidido optar por el uso de otras formas de pago durante la pandemia. 

El número de retiradas que realizaron los clientes del banco español BBVA desde que el Gobierno declarara el estado de alarma también confirma esta tendencia. Según datos aportados por la entidad, las extracciones de efectivo cayeron un tercio la segunda quincena de marzo respecto a la primera, aunque la cantidad de las disposiciones aumentó en un 30%.

Por otra parte, según el estudio de la fintech, los pagos con tarjeta física en comercios también se vieron notoriamente reducidos, disminuyendo un 52%, mientras que los pagos contactless y los que se realizan a través del móvil aumentaron un 15% desde principios de marzo. La frecuencia de transacciones y compras también se vió reducida, pero el importe de cada una de ellas fue un 11% mayor.

Además de los pagos sin contacto o con smartphone, otros medios de pago digitales también están experimentando un crecimiento, convirtiéndose en un gran aliado para muchos consumidores durante el periodo de cuarentena. 

El uso de Bizum crece

Según datos de Google Trends, los usuarios buscan con mayor frecuencia durante el periodo de confinamiento “cómo usar Bizum”, una funcionalidad que incorporan todos los bancos en sus aplicaciones bancarias o wallets y que permite enviar dinero a los contactos de nuestra agenda en cuestión de segundos, sean del banco que sean. 

El uso de Bizum, una nueva forma ágil y gratuita de transferir dinero, se ha disparado en un 17% durante el confinamiento. La compañía destaca un incremento en el uso de la herramienta en situaciones ligadas al pago de alimentos que otros compran por nosotros, productos de farmacia o el pago de suscripciones compartidas en entretenimiento o formación, entre otros.

Las ventajas de Bizum frente a una transferencia al uso son su gratuidad y rapidez con la que el destinatario recibe el dinero, explican desde HelpMyCash.com, además de ser compatible con la mayoría de bancos en España, a excepción de ING, unos de las pocas entidades que no lo incorpora, por el momento. 

Si bien es cierto que Bizum es un servicio gratuito, los expertos destacan que las transferencias ordinarias a otro banco también lo suelen ser. Si nuestro banco nos sigue cobrando por emitir dinero desde nuestra banca digital a otra entidad, ya sea nacional o ubicada dentro de la zona euro, deberíamos sopesar la idea de trasladar nuestra cuenta a un banco sin comisiones o negociar nuevas condiciones en nuestra entidad bancaria.

Iturralde: “La bolsa es un juego de pícaros”