ahorro

¿Cómo declarar los planes de pensiones en la declaración de la Renta?

La campaña de la Renta 2020 acaba de comenzar a andar y es importante que tengamos en cuenta qué debemos saber a la hora de declarar los planes de pensiones.

09 DE abril DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

2809d564595995ce835530d4ec877fb7.jpg

La Campaña de la Renta 2020 ha arrancado este miércoles 7 de abril, fecha en la que ha comenzado el plazo de presentación por internet de las declaraciones de renta. En el mes de mayo, se activa el programa de atención telefónica y presencial para cumplimentar la declaración. En concreto, a partir del 4 de mayo se puede solicitar la cita previa para realizar la declaración por teléfono mediante el plan "Le llamamos" que la Agencia Tributaria implantó el año pasado. 

A partir del 2 de junio se puede presentar la declaración de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria y, como cada año, el último día del mes, el miércoles, 30 de junio, se cierra el plazo para presentar las declaraciones de Renta (y también Patrimonio).

¿Cómo declarar los planes de pensiones?

Desde la Asociación De Instituciones De Inversión Colectiva Y Fondos De Pensión (Inverco), nos cuentan que las aportaciones a planes de pensiones realizadas durante 2020, y de cara a este ejercicio de la Renta, reducen nuestra base imponible hasta el máximo de 8.000 euros, por lo que para la declaración que hagamos este año referida al ejercicio anterior no hay modificaciones.

Su consejo es “aportar de forma periódica, ya que así reducimos el esfuerzo de ahorro y minimizamos los vaivenes de mercado, aprovechando los momentos pico que probablemente de otra forma perdamos”. 

El importante cambio en la Renta de 2021, la del año que viene 

Eso sí, debemos tener en cuenta que tras la aprobación de los últimos Presupuestos Generales del Estado en diciembre del 2020, las reglas han cambiado. 

“El cambio viene en las aportaciones que hagamos durante 2021 (a declarar en 2022), ya que aunque se mantiene la reducción en base imponible, se ha minorado el límite máximo a 2.000 euros anuales en el caso de aportaciones del partícipe. Si las aportaciones son de la empresa (plan de empleo), este límite puede aumentar hasta 10.000 euros”, explican desde Inverco. 

Ello supone, según sus expertos que “se mantiene la fiscalidad muy favorable para los planes de pensiones” pero que se reduce su alcance, debido a esa rebaja en el límite máximo de ahorro individual en planes de pensiones. 

Tal y como expresa Inverco, que como comentamos, hacen hincapié en la aportación de forma periódica, con esa reducción “novedosa” del límite máximo de aportación, “se hace mucho más conveniente la reinversión de la devolución fiscal de las aportaciones del año anterior, para así alcanzar con menos esfuerzo nuestro objetivo de ahorro final”.

“Pongamos un ejemplo: una aportación de apenas 1.000 euros anuales a nuestro plan de pensiones, se convertirá en casi 40.000 euros al cabo de 20 años si reinvertimos en el plan de pensiones las devoluciones fiscales de cada año (y suponiendo una rentabilidad de solo el 3%)”, expresan desde la asociación. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"