ahorro

“Contar unos conocimientos financieros adecuados repercute, en último término, en la propia libertad del individuo”

En Dirigentes entrevistamos a Gloria Caballero, subdirectora de Educación Financiera de la CNMV

18 DE noviembre DE 2021. 08:00H Alejandra Gómez

1f95c9fcb68345f39a0f213f424d0a0d.jpg

 La educación financiera y el ahorro se posicionan como los principales remedios para gestionar la incertidumbre y la planificación de nuestra vida. Sobre ello hemos hablado con la experta, que nos da las claves necesarios para enfocarnos en tener una buena salud de nuestras finanzas personales. 


¿La relevancia del ahorro y las finanzas personales han ganado importancia en los últimos años? ¿Por qué?

Adoptar el hábito de ahorrar es esencial, y cuanto antes se empiece, mejor. Ahorrar lo suficiente ayuda a conseguir no sólo seguridad, sino independencia financiera. Gestionar de manera adecuada el dinero mejora el bienestar financiero y da libertad al individuo para tomar sus propias decisiones y poder planificar su vida de acuerdo a sus necesidades e intereses.

Los acontecimientos derivados de la pandemia Covid-19 han tenido un gran impacto en nuestras vidas y se está configurando una realidad más compleja. Existe una mayor incertidumbre que impacta en el entorno económico, los mercados y los individuos. Todo ello hace que sea necesario la adquisición de nuevas competencias y capacidades, así como la adopción de ciertas actitudes relacionadas con el ahorro, el endeudamiento y la gestión a largo plazo de las finanzas personales.



¿Cómo pueden ayudarnos los vehículos de inversión y ahorro a conseguir sacarle el máximo partido al dinero de los ciudadanos?

No se debe empezar a invertir si no tenemos controladas las deudas y no contamos con un fondo de emergencia. La inversión es solo un componente más dentro de la planificación financiera personal.

Los ciudadanos deben tratar de definir su situación financiera: ingresos, gastos, deudas… Es imprescindible que determinen cuáles son sus objetivos financieros, de un modo realista y concreto. ¿De cuánto tiempo dispongo para alcanzar el objetivo? ¿Qué nivel de riesgo estoy dispuesto a asumir en el camino? 

La valoración de estas cuestiones tiene un componente objetivo (su capacidad financiera, lo que pueden permitirse perder) y otro subjetivo (sus conocimientos financieros, su forma de ser y cómo influye en su tolerancia al riesgo).

No cabe duda de que los vehículos de inversión y ahorro pueden ser buenas oportunidades para sacar rentabilidad a nuestro dinero, si bien debemos ser conscientes de que también estaremos asumiendo ciertos riesgos que hay que saber gestionar. 



¿Hay poca cultura del ahorro en España? Por qué y cómo podemos combatirlo.

El nivel de ahorro de los individuos puede estar relacionado con múltiples variables, entre las que destacan la renta que obtienen, la situación personal, su actitud frente al gasto y al ahorro, o los conocimientos financieros que poseen. Algunos estudios concluyen que los conocimientos financieros determinan de forma positiva conductas enfocadas al ahorro y a la tenencia de productos financieros. 

En este sentido, y al margen del establecimiento de determinados incentivos fiscales que puedan promover el ahorro, es necesario seguir incidiendo y promoviendo la educación financiera del individuo para que tome las mejores decisiones. 



Finanzas Para Todos es el Plan de Educación Financiera iniciativa de la CNMV y BdE, ¿qué persigue?

La educación financiera ha adquirido en el actual entorno económico y social un papel protagonista como elemento fundamental de estabilidad y de protección del usuario de servicios financieros y constituye una materia que debe continuar impulsándose desde los organismos públicos y privados, con la colaboración de todos los agentes o instituciones financieras. 

Conscientes de esta necesidad, ya en el año 2008 el Banco de España y la CNMV se comprometieron a desarrollar el primer proyecto de educación financiera con vocación generalista en nuestro país, en el que ha estado colaborando el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital durante todos estos años. Próximamente se renovará el compromiso con la firma de un Convenio para el periodo 2022-2025, al que se incorporará formalmente el Ministerio. 

El Plan persigue, con carácter general, mejorar el nivel de cultura financiera de la población española. Y en particular, que los inversores y consumidores financieros mejoren su comprensión de los productos financieros, conceptos y riesgos y desarrollen las habilidades y confianza precisas para que sean más conscientes de los riesgos y oportunidades financieras, tomen decisiones informadas, sepan dónde acudir para pedir ayuda y tomen cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar financiero. 



Principales aportaciones del Plan: retos y perspectivas, así como datos importantes

En los próximos años vamos a enfrentarnos a varios retos adicionales al de la mera capacitación financiera de los ciudadanos. 

Por un lado, se está acelerando la digitalización en el ámbito financiero, lo que se traduce en nuevos modelos de negocio que están proporcionando mayor variedad de servicios y productos financieros pero que suponen también un aumento de los riesgos. 

En este sentido, ha surgido un grupo de nuevos inversores que han encontrado en las redes sociales oportunidades para conectar con el mundo de la inversión, encontrar información y buscar asesoramiento pero también se generan riesgos que, como supervisores de los mercados, nos corresponde atajar para cumplir el objetivo de protección del inversor. 

Las redes sociales y, en general, nuevos medios y sitios de internet, hacen posible que nuevos inversores accedan a productos no regulados y con mayores riesgos. Estamos viendo una proliferación de plataformas digitales no reguladas que, en ocasiones, se pueden utilizar como en herramientas muy efectivas para que potenciales estafadores se dirijan a sus víctimas evitando el control o supervisión de las autoridades.

La experiencia acumulada y los datos recabados muestran que es necesario reforzar las actuaciones realizadas hasta la fecha y plantear actuaciones adicionales, también en el ámbito de la educación financiera. 

En este sentido, desde la CNMV queremos lanzar, en el contexto de lo que hemos llamado “Plan de Acción contra el Fraude Financiero” (PAFF), una serie de medidas y actuaciones tendentes a informar y educar a los nuevos usuarios de servicios financieros digitales y asegurar que disponen de herramientas para valorar adecuadamente la información recibida y evitar incurrir en riesgo de fraude. La prevención y la concienciación son el primer paso para que se puedan evitar las estafas y fraudes financieros.

Por otro lado, se está haciendo ya especial hincapié en la educación financiera en el ámbito de las finanzas sostenibles. Conceptos como la financiación sostenible y la inversión responsable están tomando cada vez más protagonismo y tanto empresas, como entidades financieras e inversores serán los principales vectores de este nuevo ecosistema financiero. Dar a conocer su funcionamiento y sus características es uno de los objetivos del Plan. 



¿Es urgente mejorar la educación financiera de los españoles? ¿Por qué? 

Hay que trabajar sin descanso para mejorar la educación financiera de los españoles. La Encuesta de Competencias Financieras realizada por el Plan de Educación Financiera en 2016 puso de manifiesto que la educación financiera de los españoles es mejorable. Actualmente se está trabajando en una segunda encuesta que arrojará luz sobre la evolución que haya podido tener en los últimos años. 

No obstante lo anterior, resulta primordial trabajar por mejorar la educación financiera de los más jóvenes. Por una parte, porque la capacidad de aprendizaje de los jóvenes en general es mayor y porque su exposición a creencias erróneas y hábitos poco adecuados, muy comunes en muchos adultos en este ámbito, son menores; por otra parte, porque los jóvenes de hoy son los consumidores de productos y servicios financieros de mañana y, por tanto, el grupo poblacional donde la inversión en educación financiera normalmente tendrá un mayor período en el que rendir sus frutos.

Para ello, consideramos necesario que la educación financiera se integre en el contenido académico de los planes de estudios de la enseñanza básica obligatoria (educación primaria y educación secundaria obligatoria). 

Con este objetivo, el Plan tiene firmado un convenio de colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional, que contempla incrementar la presencia de la educación financiera en el currículo escolar. 



Casos de éxito y comparación con otros países del entorno.

El Plan de Educación Financiera realiza numerosas iniciativas. Destaco como caso de éxito el Programa escolar de educación financiera, en el que participan cada curso alrededor de 600 centros escolares, cuya evaluación ha arrojado resultados muy positivos. 

La CNMV y el Banco de España somos miembros de la red INFE de educación financiera, que sirve de foro de intercambio de experiencias entre los países. Considero que el Plan español y las actividades que realizamos están a la altura de las realizadas por otros países destacados en el ámbito de la educación financiera, como Reino Unido o Nueva Zelanda.



Algún consejo para los lectores o consideración a destacar

El hecho de contar unos conocimientos financieros adecuados permite tomar decisiones financieras de manera responsable y consciente y repercute, en último término, en la propia libertad del individuo. Además, disminuye el riesgo de tomar decisiones financieras erróneas.


La CNMV y el BdE firman un acuerdo de cooperación con la SEC estadounidense


El ahorro en depósitos se dispara del 53% al 86% por la pandemia


La Covid-19 empeora la situación de ahorro de los hogares españoles: claves y perspectivas


El ahorro en planes de pensiones en 2020 alcanza máximos



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"