ahorro

El auge de las apps para ahorrar

A nadie se le escapa que los smartphones han cambiado la forma de pagar desde hace tiempo, pero los teléfonos inteligentes también son un filón para conseguir uno de esos retos que más nos cuesta a los españoles: ahorrar.

21 DE febrero DE 2019. 10:04H Rocío Arviza

La clave está en guardar dinero de forma “inconsciente” . El sector de las fintech de ahorro lo ha visto y hacia ahí dirige sus esfuerzos. Unas de las más habituales son las apps de redondeo, es decir, aplicaciones que desvían un porcentaje de nuestras compras diarias a cuentas de ahorro o al pago de créditos. ¿Cómo funcionan? Toman la diferencia entre el importe gastado y el euro más cercano y lo depositan. Por ejemplo, si un usuario gasta 1,20 euros en un café, la app redondea a 2 euros y manda 0,80 a su cuenta de ahorro.

El redondeo no es la única opción


Más allá del redondeo, hay aplicaciones de ahorro que ofrecen otras alternativas al usuario. Se puede elegir realizar transferencias periódicas programadas, llevar a cabo transferencias únicas o cumplir retos temporales. Se puede “motivar” el ahorro con un fin determinado: un viaje, una boda, pagar los estudios. Y existen apps que van un paso más allá y permiten invertir y sacar rendimiento al dinero ahorrado, como Goin, que ofrece varios niveles de riesgo para que el usuario comience a invertir en crowlending, financiación a pymes.

Nombres como la propia Goin, Coinscrap, Jido o Arbor se están abriendo camino entre las apps gratuitas disponibles para el ahorrador español. Desde Coinscrap, su socio fundador, David Conde, reconoce que “estamos muy enfocados en el segmento millennial. Nos tenemos que adaptar a sus hábitos de vida: quieren vivir experiencias, más que comprar un coche o una casa”. Por eso, “nos basamos en finanzas conductuales y buscamos herramientas que les permitan ahorrar de manera automática mientras siguen con su vida”.

Otra opción diferente es la que plantean desde Pensumo, muy enfocados a la economía colaborativa. Su propuesta tiene que ver con convertir parte de las compras de los usuarios de su app en pensión, pero “ya trabajamos con pilotos para premiar actitudes como el reciclaje o la seguridad vial”, asegura su socio fundador, José Luis Oros.

La banca se anima

Estamos en un momento de auge, de revolución de las fintech al servicio del ahorro y esto no se le escapa a la banca. Entidades como BBVA, Bankia y Caixabank, Coinc (Bankinter), N26 o Ferratum Bank, ya cuentan también con sus propias “huchas virtuales”. Desde este último, su director general en España, Diego Azorín, defiende que “las huchas virtuales nos han permitido ofrecer un servicio adicional a nuestros clientes, ayudándoles de manera sencilla a alcanzar sus objetivos de ahorro”. Se trata de un servicio - asegura a DIRIGENTES- que “nos permite avanzar hacia nuestro objetivo último, que es cubrir todas sus necesidades financieras y, además, es uno de los más valorados por nuestros usuarios”.

Mientras, desde Bankinter subrayan a DIRIGENTES que Coinc “es un portal financiero que permite a cualquier tipo de usuario, sin necesidad de ser cliente de la entidad, poder ahorrar de una forma diferente, divertida y totalmente on line, creando metas concretas para ese ahorro y con la posibilidad de compartir esos objetivos con otros usuarios a través de las Redes Sociales”.

Además, reconocen que aunque nació con el objetivo de captar ahorradores jóvenes y con un perfil marcadamente digital, ha ido ampliando su propuesta de valor. Es por ello que hoy día se pueden domiciliar recibos en la cuenta, solicitar tarjetas de crédito o incluso solicitar una hipoteca que –señalan- “se encuentra entre las más económicas del mercado y que es la única cuyos trámites son totalmente online”.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"