lunes, 16 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Ahorro

El mejor y el peor país de la eurozona para pedir un préstamo personal

Cada vez que se publica un nuevo dato o estudio, la referencia para darle contexto es la zona euro: educación, producto interior bruto, paro... España sale airosa de alguna de estas estadísticas, aunque no tanto de otras. ¿Cómo estará en cuanto a financiación? El comparador financiero HelpMyCash.com lo ha analizado y confirma que las diferencias en la eurozona son enormes.

02 de septiembre de 2019. 08:00h HelpMyCash
  • El mejor y el peor país de la eurozona para pedir un préstamo personal

De hecho, un mismo préstamo puede ser un 600% más caro en función de dónde se pida.

¿Dónde son más caros y más baratos los préstamos?

A junio de este mismo año y según datos del Banco Central Europeo, los préstamos de uno a cinco años de la zona euro tienen un tipo de interés medio del 5,02%. Sin embargo, si vamos a los extremos, encontramos cifras muy distintas. A falta de datos de Malta, Chipre y Países Bajos, Luxemburgo es el país ideal para pedir financiación: sus intereses medios son solo del 2,58%. Mientras, Estonia presenta los más caros: 17,09%.

Si aplicamos esos intereses a un préstamo de 10.000 euros a devolver en cinco años (supongamos que no tiene comisiones extra), la diferencia final es enorme: En Luxemburgo pagaríamos 670 euros de intereses y en Estonia 4.941 euros. Siete veces más. Si utilizáramos el coste medio de la zona euro, los intereses a pagar en este caso serían 1.328 euros; una cifra alejada de los casi 5.000 de Estonia, pero el doble de la de Luxemburgo.

Algunas posibles razones que justifican esas grandes diferencias pueden tener que ver con el perfil de los solicitantes (la renta per cápita de los ciudadanos de un país), la mayor o menor competencia entre bancos o el índice de demora de los préstamos concedidos en cada lugar.

¿Dónde queda España?

Los préstamos a devolver entre uno y cinco años en España tienen un interés medio del 7,73%. En el ejemplo anterior, eso supondría pagar 2.088 euros de intereses sobre los 10.000 prestados. Si hiciéramos una clasificación por países del coste de su financiación, España quedaría por la parte baja. De los 16 estados de los que tenemos datos, ocuparía el puesto 11.

Pese a esa posición, la buena noticia es que la diferencia respecto a la media se ha ido reduciendo en los últimos años. En junio de 2014 estaba en casi cuatro puntos porcentuales (9,60% en España y 5,96% en la zona euro) y ahora está por debajo de tres y la tendencia parece indicar que esa distancia se irá reduciendo.

Salvo algunas excepciones y como ocurre en muchos otros aspectos, el coste de la financiación está muy marcado por el área geográfica. Los países del sur de Europa (como Portugal, Italia, España y Grecia) se sitúan por encima de la media, los bálticos son los más caros (Estonia, Letonia y Lituania) y las cifras más bajas se encuentran en el centro y el norte del continente (Luxemburgo, Bélgica, Francia, Finlandia, etc.).

Sostenibilidad y estudios, los más ajustado

Dentro de los préstamos que las entidades españolas ofrecen, tal y como recuerda HelpMyCash.com, hay muy pocos que se sitúen cerca de los de la media de la zona euro, . Solo algunos créditos para financiar estudios y los más noveles del mercado, los destinados a proyectos sostenibles (comprar coches ecológicos o hacer reformas eficientes, entre otros), se mueven en unos tipos de interés similares. Un ejemplo de ello es el Crédito Proyecto Estudios de Cofidis, que parte de un 4,95% TIN (5,07% TAE) y ofrece hasta 15.000 euros.