ahorro

Estas 5 señales te avisan de que deberías cambiar de cuenta bancaria

Muchos clientes siguen en su banco de toda la vida aunque le dé más problemas que soluciones y no se deciden a cambiar, ya sea por pereza o simplemente porque piensan que todos los bancos son iguales.

14 DE abril DE 2021. 13:34H HelpMyCash

e10769d753bd751110ee103ca7ea33ec.jpg

Pero ¿hay vida más allá de nuestro banco de siempre? Totalmente. Los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com revelan los cinco casos en los que es especialmente interesante plantearse un traslado de cuenta a un banco con unas mejores condiciones.

1-Pagas la comisión de mantenimiento

Es el cargo que el banco aplica por mantener y gestionar una cuenta, pero, por suerte, esta comisión es muy sencilla de evitar

La mayoría de las entidades no la cobran si el cliente se vincula, aunque hay bancos que no piden ningún requisito de vinculación para eliminar este gasto, que no suele ser barato, ya que puede llegar a ascender hasta 240 euros al año.

Si estamos pagando por el mantenimiento de la cuenta en nuestro banco porque no nos es posible cumplir los requisitos, desde el comparador recomiendan echarle un vistazo al ranking de las mejores cuentas bancarias y elegir una cuenta gratuita que no exija requisitos para esquivar las comisiones. 

2-Te cobran por la tarjeta

El coste anual medio de una tarjeta de débito ronda los 30 euros, mientras que el de una de crédito es, de media, de 50 euros anuales. Si pagamos este gasto, nos interesará saber que hay múltiples bancos que ofrecen una tarjeta gratuita al abrir una cuenta e, incluso, ambas, tanto la de crédito como la de débito. 

Es el caso de la Cuenta Nómina de ING. Domiciliando una nómina, pensión o prestación por desempleo de cualquier importe, el banco emitirá tarjetas de débito y crédito sin comisiones de emisión, renovación o mantenimiento para hasta dos titulares. También, es posible disfrutar de todos los beneficios de la cuenta si se reciben transferencias de al menos 700 euros desde otra entidad. 

3-Pagas por cada transferencia

Realizar transferencias de un banco a otro es una de las operaciones bancarias más comunes. De hecho, la mayoría de las entidades ya no las cobra si se trata de transferencias en euros emitidas a bancos de la zona SEPA. No obstante, la entidad podría seguir cobrando una comisión por cada transferencia si el cliente no cumple los requisitos de la cuenta

Los clientes que sigan pagando cuando realizan una transferencia pueden trasladar su cuenta a un banco que no aplique este gasto. La mayoría de las cuentas sin comisiones ofrecen transferencias gratuitas en el Espacio Económico Europeo.

4-No tienes cajeros próximos

Si siempre nos encontramos con el mismo problema y para nosotros es especialmente importante este servicio de la banca, quizás es hora de cambiar de entidad. 

Existen entidades que no cobran nada por las retiradas de efectivo en cualquier cajero de España, aunque con algunas condiciones. Por ejemplo, Banco Mediolanum ofrece 52 retiradas a débito sin comisiones al año en cualquier cajero y sin importe mínimo, explican desde HelpMyCash.com. A partir de la extracción número 53, el banco repercutirá únicamente el coste que le cobre la entidad propietaria del cajero.

5-Nunca te solucionan las incidencias

Sentirse escuchado y recibir una buena atención cuando las cosas no salen como deberían es un plus. Si bien es cierto que nadie nos asegura que en otro banco la atención vaya a ser perfecta, si en nuestro banco actual el servicio de atención al cliente es incapaz de ayudarnos, deberíamos probar la experiencia de pertenecer a otra entidad.  

Una recomendación es preguntar en nuestro entorno para conocer opiniones de otros bancos de primera mano o bien leer las valoraciones de otros usuarios sobre los distintos bancos en portales como HelpMyCash.com.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"