ahorro

La comisión de la cuenta asociada: el gasto más escondido de tu hipoteca

Es prácticamente de dominio público que contratar una hipoteca implica pagar una buena suma de gastos antes y después de la firma, como la tasación de la vivienda, la posible comisión de apertura, las primas de los seguros asociados… Desde el comparador financiero HelpMyCash.com, sin embargo, alertan de que existe un cargo que suele pasar desapercibido: la comisión de mantenimiento de la cuenta en la que se domiciliarán los pagos de las cuotas del crédito

24 DE febrero DE 2020. 08:00H HelpMyCash

2630d11a0b91c199eb4050789b632508.jpg

A esta partida no se le suele dar mucha importancia, pues hay bancos que no la cobran si se cumplen ciertos requisitos, pero puede ser una sorpresa desagradable si se dejan de reunir esas condiciones. 

Una comisión totalmente legal… si te la indican

La regulación actual, según el Banco de España, permite que un banco obligue a su cliente a abrir una cuenta para pagar las cuotas de la hipoteca. Y esa cuenta, si la entidad así lo establece, puede tener una comisión de mantenimiento, aunque su coste debe aparecer tanto en el contrato como en la información precontractual, tiene que incluirse en el cálculo de la tasa anual equivalente y no se puede modificar de manera unilateral.

El coste de la comisión lo decide cada banco en función de su política de tarifas, aunque suele ser de entre 30 y 70 euros anuales. Para una hipoteca con un plazo de 30 años, por lo tanto, el cliente podría llegar a pagar, de media, entre 900 y 2.100 euros en total por esta única partida. Hay que matizar, eso sí, que eso solo es válido para los préstamos firmados a partir del mes de abril de 2012 (en los anteriores no se puede cobrar esta comisión). 

Desde HelpMyCash.com, además, comentan que los bancos suelen ofrecerse a no cobrar este cargo si, a cambio, el cliente se compromete a mantener sus ingresos domiciliados (la nómina, la pensión…) durante toda la vida de la hipoteca. Así, si en algún momento dejan de domiciliarse los ingresos en la cuenta para pagar las cuotas, automáticamente se empieza a cobrar la comisión de mantenimiento establecida en el contrato. 

Hay bancos que no la cobran

Para los que no quieran vivir pendientes de esa posible comisión, los expertos de este comparador recomiendan negociar con el banco para que no la incluya en la escritura. En ese sentido, llegar a un acuerdo es más sencillo si el cliente cuenta con una cierta antigüedad, tiene un buen perfil o tiene firmados otros productos con la entidad en cuestión.

Si eso no fuera posible, existen otras entidades que no la cobran por defecto. Banco Mediolanum, por ejemplo, asegura que la cuenta para pagar las cuotas será gratuita durante todo el plazo de su Hipoteca Freedom, mientras que firmas online como Coinc, Openbank o ING también afirman no aplicar cargo alguno por este concepto. 

Otra alternativa es tratar de negociar con la entidad para que deje abonar las cuotas por otras vías: mediante un ingreso en ventanilla, con la domiciliación del pago en la cuenta de otro banco… Del mismo modo, se puede pedir la hipoteca a una financiera (Hipotecas.com, por ejemplo) que directamente permita pagar los recibos de las mensualidades desde la cuenta de cualquier otra entidad.


Turazzini (Blackbird): "No vemos que la tasa Tobin vaya a tener una relevancia mayor en el mercado"