ahorro

La Covid-19 empeora la situación de ahorro de los hogares españoles: claves y perspectivas

Según los datos del Observatorio del Ahorro Familiar, el 40% de los encuestados señalan el motivo precautorio como razón principal para ahorrar

28 DE octubre DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

44cf8146b53a5e82776755c7f37c53e9.jpg

El ahorro familiar sigue siendo, por lo general, una asignatura pendiente en España. El informe “Determinantes del ahorro de los hogares: la educación financiera, protagonista, en el que se exponen los resultados del segundo estudio llevado a cabo por el Observatorio del Ahorro Familiar (OAF), promovido por Fundación Mutualidad Abogacía Fundación IE, y que se ha presentado este miércoles en IE Tower de IE University, así lo señala en sus conclusiones. 

Y es que si en la situación anterior a la pandemia Covid-19 dos tercios de los hogares españoles declaraba destinar al ahorro parte de sus ingresos, aunque sabemos que el 36% de las familias no ahorraba nada y el 33% lo hacía menos de un 15%, la crisis sanitaria ha empeorado la situación. 

De hecho, el estudio recalca que la Covid-19 ha provocado que el 38% del total de las familias encuestadas modificase su conducta de ahorro a la baja, aunque cabe recalcar que este descenso se ha acentuado más en aquellas familias que se han visto afectadas económica o laboralmente por esta crisis: el 53% de los hogares en este grupo habría reducido su ahorro durante este periodo frente al 29% que lo habría hecho en el grupo de familias no afectadas.

El dato es especialmente alarmante, fundamentalmente por lo que este ahorro familiar supone. “El ahorro familiar es esencial y clave para proteger a las familias y darles estabilidad en el largo plazo”, ha recordado Blanca Narváez, directora de Fundación Mutualidad de la Abogacía, para adjuntar: “hemos llevado a cabo este estudio porque consideramos que es fundamental entender cuáles son las razones que llevan a los ciudadanos a ahorrar”. 

Los ingresos influyen, pero también hay otros factores en el ahorro 

El estudio, que ha preguntado a 1.500 hogares representativos de toda España, matiza además que entre las motivaciones para ahorrar, la primera en el ranking y con 40% es sin duda el ahorro para hacer frente a las incertidumbres que se puedan presentar, el objetivo precautorio. Le sigue el provisional, por ejemplo para la jubilación, con un 13%; hacer frente a las deudas (12%); la vivienda (11%); a educación (9% en general pero que en las familias con hijos es la segunda causa de motivación de ahorro); las vacaciones (5%) y el legado (5%), que se acentúa sobre todo en los grupos poblacionales más mayores. 

Fuente: Estudio del Observatorio del Ahorro Familiar - Fundación Mutualidad Abogacía - Fundación IE

Así lo ha indicado Laura Núñez, directora del OAF y profesora de IE University, que aunque ha matizado que los ingresos o la posición socioeconómica juegan un papel fundamental en la decisión de ahorrar, lo cierto es que no depende solo de ellos. De hecho para la experta, la influencia de la educación financiera, a la que le ha dado especial importancia, así como el ciclo vital o la zona de residencia, también son otros de los factores determinantes.

Fuente: Estudio del Observatorio del Ahorro Familiar - Fundación Mutualidad Abogacía - Fundación IE

“El estudio evidencia la incidencia positiva de la capacitación financiera en la tasa de ahorro de los hogares y pone de relieve la importancia de dedicar tiempo y recursos a la educación financiera de los ciudadanos. Es una herramienta indispensable para garantizar su buena salud económica presente y futura”, valora Blanca Narváez. Además, según esta investigación, un quinto de las familias españolas considera que tiene conocimientos económico-financieros básicos a pesar de que no los tiene. Un cuarto cree conocer los activos de inversión sin conocerlos realmente.

Fuente: Estudio del Observatorio del Ahorro Familiar - Fundación Mutualidad Abogacía - Fundación IE

Las perspectivas de futuro de los hogares españoles 

Con respecto a las perspectivas de futuro que barajan las familias españolas en términos de ahorro precautorio-consumo, entre el 60% y el 70% de los encuestados no tiene previsto cambiar su comportamiento venidero con respecto al previo a la crisis. Del restante, el doble de los hogares (la mayoría, afectados económicamente por la crisis de Covid-19) se inclina hacia la moderación del consumo. 

“A la luz de los resultados del estudio, lo más probable es que en el futuro inmediato se produzca un consumo más responsable y que las tasas de ahorro sean superiores a los valores mínimos que registramos en los años previos a esta crisis. No obstante, dada la caída tan pronunciada del consumo que se produjo en 2020, de un 12,4%, muy superior a la del PIB (10,8%) el consumo registrará también un crecimiento significativo a medida que la situación se normalice”, ha matizado Núñez en la presentación en la que ha recordado también que el ahorro es una pieza clave en el estado del bienestar y de cara a la jubilación y que el privado debe existir para complementar las pensiones públicas, dada su situación actual y futura. 

Fuente: Estudio del Observatorio del Ahorro Familiar - Fundación Mutualidad Abogacía - Fundación IE


El 53% de los españoles afirma ahorrar a finales de mes con sus ingresos actuales, según Cofidis


Planes de pensiones en España: mucho por hacer y reformas insuficientes


El 10% de los españoles sitúan las pensiones como uno de sus principales problemas


La brecha de género también se nota en las pensiones: los hombres perciben un 30% más que las mujeres


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"