ahorro

"La hipoteca inversa como activo es muy interesante para inversores a largo plazo"

Entrevista con Ángel Cominges Rodríguez-Carreño, Consejero Delegado de Óptima Mayores

18 DE noviembre DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

Ángel Cominges Rodríguez-Carreño, Consejero Delegado de Óptima Mayores, analiza los puntos clave de la hipoteca inversa como una solución al problema de las pensiones y una vía de liquidez para los mayores. Además, también es un producto de inversión interesante a largo plazo.

La hipoteca inversa es un producto financiero alternativo para los mayores, ¿en qué consiste?

La hipoteca inversa es un préstamo o crédito con garantía hipotecaria (la cantidad media que se presta es del 30% del valor de tasación) mediante el que el prestatario puede obtener una cantidad en un solo pago o en forma de mensualidad sin que el banco se quede con el inmueble, sino que la vivienda pasa a los herederos a los que se les da un plazo de un año para que decidan cómo quieren devolver lo prestado a sus padres, aunque lo más usual es vender la propiedad y devolver el préstamo al banco quedándose los herederos con la diferencia. 

Es una solución financiera para todas aquellas personas mayores de 65 años que tengan una vivienda en propiedad valorada en más de 150.000 euros y que vivan en las principales capitales de provincia o en poblaciones de más de 45.000 habitantes.

El Banco de España se muestra favorable a utilizar instrumentos financieros que permitan convertir este ahorro en liquidez -sin perder la propiedad de la vivienda- siempre que se comercialicen con un asesoramiento profesional y especializado y con todas las garantías para el usuario. La hipoteca inversa es un producto financiero y social debidamente regulado en España que ya se puede contratar con las premisas antedichas.

¿Qué beneficios tiene?

La vivienda cuenta con una ventaja enorme en la planificación financiera vital porque el 90% de los mayores de 65 años en España poseen una vivienda, de manera que podrían beneficiarse de la obtención de la liquidez que proveen estas soluciones de manera inmediata y manteniendo la posibilidad de seguir disfrutando de la propiedad y por supuesto el uso de la vivienda.

Por otra parte, la hipoteca inversa, además de tener importantes ventajas fiscales, es la única operación del mercado que permite: obtener liquidez sin tener que hacer frente a cuotas de amortización, que los mayores puedan seguir viviendo en su casa y que no pierdan la propiedad de su vivienda. 

¿Es una solución al problema de las pensiones en España o se necesita apostar por otros vehículos?

Desde nuestro punto de vista, las recomendaciones de la Comisión del Pacto de Toledo son positivas, pero se han quedado cortas, ya que no afrontan el verdadero problema del sistema de pensiones español, donde los pensionistas acceden al sistema recibiendo más prestación que la cotización realizada durante su vida laboral, principalmente por la mayor longevidad de las nuevas generaciones. 

Productos como la hipoteca inversa, con seguridad jurídica y de planificación financiera vital, son en este entorno económico una solución de viabilidad en España, donde las pensiones siguen siendo un problema sin resolver a medio plazo.

En un contexto económico como el actual, la hipoteca inversa se presenta como un producto financiero y social que puede aportar soluciones al colectivo de mayores complementando la pensión pública y garantizando una renta sin pérdida de la propiedad e, indirectamente ayudando a paliar problemas de la economía real. Más de la mitad de los jubilados no logran llegar a fin de mes y tienen el ahorro inmovilizado en su vivienda, siendo incluso el patrimonio inmobiliario muy superior al ahorro en fondos de pensiones.

En definitiva, la vivienda como un activo más de la planificación para la jubilación en un entorno en el que no se contemplan grandes respaldos gubernamentales para cuidar de nuestros mayores, puede y debe ser una de las opciones más eficientes y rentables para la población española. Los jubilados actuales acumulan un ahorro en vivienda de más de 634.000 millones que deberíamos habilitar con vehículos o productos que permitan a las personas que libremente así lo decidan disfrutar de este ahorro en su jubilación, y eso ya se puede hacer hoy en España con todas las garantías para el usuario con productos como la hipoteca inversa.

¿Cómo pueden tener exposición los inversores a entidades dedicadas a la hipoteca inversa?

La hipoteca inversa como activo es muy interesante para inversores a largo plazo, que pueden obtener rentabilidades muy superiores a las obtenidas con otros activos de duración similar y con garantía hipotecaria.

Gestifonsa: "La sostenibilidad y las infrasestructuras se verán beneficiadas con Biden"