domingo, 19 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Ahorro

Las familias españolas reducen sus activos en fondos y planes de pensiones y aumentan en inmobiliario

Por primera vez en 6 años, las familias españolas han reducido los activos en fondos de inversión en 6.986 millones de euros.

22 de abril de 2019. 11:00h Patricia Malagón
  • Image

Desde al año 2012 las familias españolas habían ido aumentando sus activos en fondos de inversión, pasando de tener 117.926 millones de euros a 312.444 en 2017. Sin embargo, 2018 ha sido un año de reducción y ajustes y el patrimonio en fondos y otras instituciones de inversión colectiva se situó en 305.458 millones de euros. El efecto conjunto fue una reducción en el saldo total de activos financieros de 34.343 millones de euros (1,6% menos que a finales de 2017). Por su parte, los planes de pensiones también experimentaron una reducción de 5.437 millones, según datos de Inverco.

En términos porcentuales, el dibujo de la cartera de las familias españolas queda así: un 40,9% se corresponde a los depósitos y al efectivo, un 26% en inversión directa, un 14,2% en fondos de inversiones y otras instituciones de inversión colectiva, un 11,3% en seguros, un 5,3% en planes de pensiones, un 0,6% en créditos y el restante en otros. Lo que más sorprende es la reducción de depósitos y efectivo desde 2011 hasta ahora, con una disminución de casi 6 puntos. En ese mismo año, además, el porcentaje en fondos de inversión era del 6,7%. Es decir, se puede observar un claro aumento en la contratación de fondos, mientras que los planes de pensiones apenas han variado.

En 2018, las familias españolas redujeron su endeudamiento en casi dos puntos porcentuales de PIB y sus pasivos financieros suponen el 64,7% del PIB nacional (desde el 66,4% de diciembre de 2017). No obstante, el ritmo de variación del saldo total de pasivos financieros, se coloca en tasa positiva del 0,9% interanual.

Por otro lado, la situación patrimonial de los hogares (financiera más inmobiliaria) en términos de PIB aumentó en 2018 hasta el 549,8% del PIB desde el 545,7% del PIB de diciembre de 2017, debido al incremento de la riqueza inmobiliaria de los hogares (que ha aumentado hasta el 436% del PIB desde el 425%), ya que la riqueza financiera neta ha caído en el año (desde el 121% de diciembre de 2017 hasta el 113%de cierre de 2018).