ahorro

Laura Núñez: “En España, el ahorro es muy volátil”

En Dirigentes entrevistamos a la Directora del Observatorio del Ahorro de Fundación Mutualidad de la Abogacía

04 DE mayo DE 2022. 08:00H Alejandra Gómez

¿En qué situación se encuentra ahora mismo el ahorro?

A nivel europeo tenemos que decir que España está por detrás de los grandes países que mueven Europa. Hay países que destacan en ahorro, como es por ejemplo Alemania, Bélgica, Francia y Holanda ahorran mas que nosotros. Otros países están un poco a la zaga, como nosotros. Por ejemplo Portugal, Reino Unido por lo que vemos diferencias sustanciales entre unos países y otros en Europa. 

Por ejemplo en Alemania se ahorra cerca del 20% de la renta disponible y en España, aunque los porcentajes varían mucho en función de si hay o no crisis, pero los datos pueden estar entre un 4% y un 11% o 12%, por lo que la distancia es muy grande. 

Y otra de las características que nos diferencia es que nuestro ahorro es muy volátil, pues no ahorramos de una manera estable, como los alemanes, que pase lo que pase ahorran el 20% de su renta disponible. Nosotros ahorramos mucho cuando hay crisis o cuando de repente nos asustamos porque pensamos que podemos perder nuestro empleo o podemos tener una merma de salario, etc, es cuando ahorramos más.

Sin embargo, cuando la economía va muy bien, ahorramos muy poco. Y ahí lo estamos haciendo al revés, porque lo lógico del ahorro es precisamente tener un colchón para cuando la economía sufre, y por tanto, toda la población sufre una coyuntura económica adversa. 

¿Qué consecuencias tiene el llevar esta linea contraria del ahorro en España?

Las consecuencias son que el ahorro que tenemos nosotros es solo precautorio, es decir, que es para hacer frente a situación inciertas y es muy a corto plazo, y por lo tanto no tenemos un ahorro más estilo alemán que es provisional a largo plazo, pues para poder complementar nuestros ciclos de vida, porque los ciclos de vida las necesidades de las personas y los ingresos de las personas van cambiando a lo largo del ciclo de vida. 

Cuando las personas son jóvenes necesitan invertir en activos a largo plazo como el coche y la vivienda, y sin embargo su sueldo es más limitado. A medida que uno va progresando en el mundo profesional va teniendo un sueldo mayor y en una época que tiene que hacer frente a mayores gastos como los hijos, los colegios, etc, pero luego esos hijos se independizan y la persona tiene mas capacidad de ahorro o en la época de la jubilación, que en general se vuelven a reducir los ingresos de las personas, y habría que complementarlo. 

Por ello, el ahorro debería ser no algo tan volátil, si no algo más estable y a largo plazo, que nos permita afrontar las cosas con mayor independencia económica, que supone más salud también, porque la salud financiera es salud mental, entonces para que nos ayude a planificar nuestra vida desde el punto de vista financiero. 

¿Qué importancia tiene la salud financiera? ¿Por qué?

Le damos la importancia máxima porque todos los estudios han identificado el nivel de educación financiera como fundamental para el comportamiento financiero de las personas, tanto temas de créditos, no endeudarse por encima de nuestras posibilidades, la gestión de los ahorros, porque hay que ahorrar pero también hay que invertir porque sino, la inflación a largo plazo se va a ir comiendo los ahorros. 

Yo creo que la educación financiera, todos los estudios, incluido el nuestro que hicimos sobre cáñales eran los determinantes de ahorro de las familias españolas y la educación financiera es uno de los más importantes. 

Y además no es solo la educación financiera en el sentido de conceptos económicos o financieros o conocimientos de los vehículos de ahorro que tenemos, sino también la educación financiera en el sentido de confianza en que tienes esas capacidades que son necesarias para actuar financieramente en la vida, porque hemos detectado también que hay personas que tienen una base de conocimientos relativamente buena y sin embargo ellos no se perciben capacitados. Si esto te pasa, al final tampoco vas a tener una buena actitud financiera porque tú piensas que no estás capacitado, por lo tanto, yo creo que hay que trabajar en los dos ámbitos: en el de conceptos, pero también un poco en el de autoestima en ese sentido, de que tengamos una percepción de que somos capaces. 

La brecha de género, evidemte también en las finanzas

Conclusiones sobre el último estudio de la mujer inversora de Mutualidad de la Abogacía

La primera de las conclusiones y que es fundamental, es que hay una brecha de género muy grande. Hay una brecha de género, en conocimientos generales como pueden ser la inflación, los tipos de interés, la diversificación, ahí más o menos, prácticamente el 50% de las mujeres podríamos decir que tienen ese conocimiento básico. Los hombres son el 65%, o sea que hay una brecha de un 16%, para ser más excactos. 

Pero si luego nos vamos a otros conocimientos que también son necesarios, como son entender los vehículos de inversión de los que disponen las familias para poder invertir su ahorro, como fondos de pensiones, seguros de ahorro vida, etc, pues ahí la brecha de género es todavía más amplia y además el nivel de conocimiento que hemos detectado es inferior donde menos del 30% de las mujeres entienden cuáles son las características principales de estos productos frente a también menos del 50% de los hombres, que en cualquier caso estamos en niveles bajos, pero igualmente también aquí hay una brecha de género amplísima (29% mujeres, 49% hombres, para ser exactos). 

Creo que hay varias razones argumentabas y yo me inclino más por pensar que tienen más que ver con los estereotipos de género debido a que el reparto de papeles en la familia ha estado, y de hecho sigue estando según lo indican las estadísticas, que la mujer dedica el doble de tiempo a las cuestiones cotidianas, al día a día de las familias y por tanto a las decisiones que tienen más que ver con el consumo, con cómo ahorro. De hecho una curiosidad es que nos sale que el único concepto de los que hemos analizado que es mejor entendido por las mujeres que por los hombres en nuestra encuesta es la inflación y por eso me inclino a pensar que los estereotipos de género tiene mucha importancia, porque es la mujer la que va a la compra mayormente. 

Estos estereotipos son los que han hecho también que los hombres se hayan ocupado más de negociar las hipotecas al comprar una vivienda o también gestionar los ahorros en vehículos de inversión, pues es lo que hace que uno aprende haciendo, y es lo que ha hecho que haya una brecha de género tan impresionante. 

No obstante, me gustaría también decir que hemos detectado un problema con todos los estudios de género que se hacen con competencias financieras y que a futuro deberían tratar de solucionarse, y es que no tienen en cuenta la perspectiva de género cuando se diseñan las encuestas. Y esto es algo fundamental porque si no, realmente los resultados que tenemos no son 100% válidos y me refiero al hecho de que la mayor parte de las encuestas que se hace incluyen preguntas que tienen una respuesta que permite seleccionar ‘No lo sé’. 

Y lo que hemos detectado es que hay muchas más mujeres que seleccionan la respuesta de ‘No lo sé’ que hombres porque estos son como mucho mas osados y aunque no lo sepan, seguramente responden y cuando esto ocurre, como hay solo dos respuestas posibles, pues tienes mas probabilidades de poder acertar, concretamente un 50%. Entonces yo creo que esto habría que corregirlo porque toda la literatura esta basada en estas encuestas, por lo que habría que corregirlo para tener mayor exactitud esta brecha, pero que en cualquier caso es tan amplia que no hay duda de que la hay.

Nos parece muy importante que se cierre esta brecha de genero porque las mujeres tienen el handicap de que todavía hoy en día tienen salarios inferiores y pensiones inferiores, y por lo tanto es si cabe mas importante que ellas tengas esa capacidad financiera para gestionar sus ahorros porque las mujeres son las que mas tiempo dedican al hogar  y por tanto repercutirá mas en el hogar, y determino la educación de los hijos, y por tanto repercutirá en los valores, en las costumbres y en los conocimientos que les transmiten, por lo tanto nos parece fundamental.

Otros artículos relacionados:

Ana Torralba: “La educación financiera es fundamental, es una clave para el ejercicio de la ciudadanía”

La desigualdad entre hombres y mujeres también se pone de manifiesto en las finanzas

Pedro del Pozo: “Si lo que vemos es un estancamiento en Ucrania, tendremos que ser cuidadosos con la renta variable”

El 60% de los españoles reconoce que la inflación ha afectado a su ahorro e inversiones

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"