ahorro

Los fondos de pensiones más importantes alcanzaron en 2020 los 21,7 billones de dólares

Supone un aumento del 11,5%, según el estudio anual realizado por el Thinking Ahead Institute de Willis Towers Watson y Pensions & Investments

14 DE septiembre DE 2021. 13:24H Funds&Markets

4b639e1f41bc005f3c06f3f34358a92f.jpg

Los mayores fondos de pensiones han aumentado nada menos que un 11,5% sus activos en el año 2020, algo que ha hecho que alcancen un total de 21,7 billones de dólares. 

Así lo señala un estudio anual realizado por el Thinking Ahead Institute de Willis Towers Watson en colaboración con el periódico Pensions & Investments, que revela además las mayores tendencias que hay en la industria de los fondos de pensiones y proporciona información sobre cómo han cambiado las características de estos mismos.

Por su parte, Marisa Hall, codirectora del Thinking Ahead Institute, indica: "En general, los mayores fondos de pensiones a escala global crecieron con fuerza en 2020, pero la pandemia ha sido también un duro recordatorio de que el mundo está hoy más interconectado y es más incierto que nunca. Los fondos de pensiones se centran cada vez más en la gestión de muchos de los vientos en contra que han surgido de una "nueva normalidad" de tipos de interés más bajos durante más tiempo. Esto ha suscitado preocupaciones en torno a las prestaciones futuras y ha llevado a algunos fondos a estirar cada vez más sus presupuestos de riesgo para cumplir los objetivos de rentabilidad. Además, la gestión de las crecientes expectativas en materia de ASG ha creado su propio conjunto de retos y oportunidades”.

Así, se indica que las agendas de los fondos de pensiones se han vuelto más complejas y exigentes que en cualquier otro momento anterior y, mientras algunos fondos grandes utilizan las mejores prácticas de gobernanza para mantener un enfoque estratégico, otros fondos están aprovechando esto como una oportunidad para revisar sus modelos de gobernanza y asegurarse de que siguen siendo lo suficientemente sólidos. 

“El cambio de enfoque para hacer frente a los retos de inversión del futuro -como alcanzar objetivos de cero emisiones y garantizar impactos positivos en el mundo real- está impulsando a un número cada vez mayor de fondos de pensiones a adoptar un enfoque más holístico y ágil a medida que renuevan sus modelos de personas, inversión y negocio. Los fondos que están gestionando con éxito esta transición han empleado el poder de la tecnología, la gobernanza y la cultura de forma ingeniosa. Otros fondos de pensiones están tomando nota", concreta David Cienfuegos, Head of Investments para Europa Continental de Willis Towers Watson.

Por regiones, América del Norte sigue reinando

En términos geográficos, en 2020 América del Norte vuelve a imponerse como la mayor región en términos del volumen de activos gestionados en fondos de pensiones y del número de esos fondos, con el 41,7% de todos los activos del estudio.

En segundo lugar le sigue Europa con un 27,5% y Asía-Pacífico, con el mismo porcentaje. Esta última región experimentó la mayor tasa de crecimiento anualizada en los últimos cinco años, con un 9,9, mientras que, según el estudio, Europa y América del Norte registraron tasas de crecimiento anualizadas del 7,8% y el 7%, respectivamente, mientras que los activos de los fondos de América Latina y África aumentaron un 5,7% durante el mismo periodo. 

Por países, Estados Unidos sigue teniendo el mayor número de fondos en la clasificación de los 300 primeros (138), seguido del Reino Unido (23), Canadá (18), Australia (16) y Japón (14). “Un total de 34 nuevos fondos entraron en el top 300 en los últimos cinco años, siendo Estados Unidos el país que aportó el mayor número neto de nuevos fondos (7), habiendo salido 15 fondos de la clasificación y entrado 22. Por el contrario, el Reino Unido registró la mayor pérdida neta de fondos (4) durante el mismo periodo, ya que los planes de prestación definida en el Reino Unido siguen madurando”, concretan desde su comunicado. 

Los fondos de prestación definida continúan imponiéndose

Entre los 300 principales fondos, los activos de los fondos de prestación definida siguen dominando, con un 63,4% del total de los activos. Sin embargo, la proporción de activos de fondos de prestación definida ha ido disminuyendo modestamente a lo largo de los años, ya que los fondos de aportación definida, los fondos de reserva y los activos de fondos híbridos están ganando terreno lentamente.

“Los planes de prestación definida dominan en Norteamérica y Asia-Pacífico, donde representan el 73,7% y el 64,7% respectivamente. En menor medida, estos planes también representan la mayoría de los activos en Europa (52%), mientras que los planes de aportación definida dominan en otras regiones, con un 72,5% de los activos, especialmente en los países de América Latina”, concretan. 

Así. según el estudio, los fondos de pensiones soberanos y del sector público representan el 68% del total de los activos, con 141 fondos de este tipo entre los 300 primeros. Los fondos de pensiones corporativos ocupan el segundo lugar, constituyendo el 17% del volumen de activos total (con 101 fondos); y, por último, los fondos privados independientes, que representan el 15% del volumen de activos total, se sitúan en 58.

El paper también muestra que el volumen de activos gestionados de los 20 principales fondos de pensiones -que constituyen el 41,8% del total- creció un 14,6% en 2020; la segunda tasa de crecimiento anual más alta desde 2004. Esto se traduce en una tasa de crecimiento anual compuesta durante los últimos cinco años del 8,9% para los 20 principales fondos y del 7,9% para los 300 principales.

Los activos de los 20 principales fondos se invierten predominantemente en renta variable (46,6%), seguidos de la opción de renta fija (36,3%) y las de inversiones alternativas (17,1%) sobre una base media ponderada. En conjunto, estos fondos han aumentado lentamente su asignación a productos alternativos durante los últimos años para cumplir sus objetivos de rentabilidad.

Hubo un nuevo participante en los 20 principales fondos en 2020: el Russian National Wealth Fund, que ascendió del puesto 25 al 17 en la clasificación, sustituyendo al fondo de pensiones Texas Teachers, de Estados Unidos, que bajó a la posición 21 de la clasificación.



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"