ahorro

"Los mercados fluctúan mucho más por emociones que por cálculos matemáticos"

Entrevista con Adrián Bernabéu, experto en dinero e inversión diversificada, y creador del Máster de Inversores.

29 DE marzo DE 2021. 08:00H Patricia Malagón

abb6965416907e575f2a11e0917c24aa.jpg

La educación financiera es clave para saber ahorrar y saber utilizar ese dinero creando unas condiciones económicas cada vez mejores. De esto, Adrián Bernabéu, experto en dinero e inversión diversificada, y creador del Máster de Inversores es todo un experto.

¿Cómo es la educación financiera en España?

Podríamos hablar de una educación generalizada en España pero seguro que nos perdemos muchos matices importantes, ya que hay ciertas familias que sí les dan a sus hijos una educación con respecto al dinero que les puede ayudar a tener una vida más próspera. No puedo decir lo mismo de la educación tradicional obligatoria en los colegios, institutos o incluso universidades. 

Seguramente coincidas conmigo en que toda la educación lectiva está orientada a acabar teniendo un buen puesto de trabajo y que ese trabajo te repercuta dinero para poder vivir dignamente, pero ¿en qué parte del proceso nos explican exactamente qué es el dinero? ¿Cómo funciona? ¿Cómo se utiliza, gestiona y administra correctamente? ¿Cómo puedes hacer que el dinero trabaje para ti? 

Estos son puntos que consideramos cruciales en el Máster de Inversores y, por el contrario, los organismos de educación como las universidades se enfocan en crear únicamente empleados en serie como si fuera una fábrica para que acaben esclavizados cambiando su tiempo por dinero.

¿Crees que es peor entre los jóvenes que entre otras generaciones de más edad?

Antes necesitabas estar muchos años labrando un futuro para que tus últimos años de vida fueran abundantes económicamente, o heredar una empresa familiar para poder continuar con el legado y aplacarte en el trabajo de tus antepasados, generación tras generación. Puede que sea impactante pero lo cierto es que cada vez hay más jóvenes con mejores condiciones económicas. Gracias a internet y la conectividad mundial, cada vez es más fácil enriquecerse más joven. Cada vez hay más millonarios y cada vez son más jóvenes. Si te fijas en la lista Forbes, los mayores millonarios de la tierra se han labrado su riqueza en una única generación.

La información y los conocimientos se han democratizado. Ahora puedes acceder a ello con un solo clic y aprender de los mejores a través de internet para poder llegar mejor y más rápido. Todos mis negocios e inversiones están basados en internet. Todo gira alrededor de lo digital para que sea global, sin límites geográficos. No concibo riqueza masiva y exponencial sin internet.

¿A qué se debe el temor y el desconocimiento a la inversión?

El temor o el miedo hacia la inversión siempre va asociado al desconocimiento y la inexperiencia. Por ejemplo, a mí me da miedo pilotar un avión pero ese miedo solo existe por mi ignorancia como piloto, y estoy convencido de que ese miedo no lo tiene un piloto con 20 años de experiencia.

Por lo tanto, cuando alguien me habla del miedo a invertir o tiene dudas sobre dónde o cómo invertir su dinero, siempre se soluciona con dos factores: Reducir el riesgo y aumentar certidumbre, seguridad y confianza 

Mi recomendación siempre es la misma: invierte en aprender, en conocimiento, invierte en experiencia, hasta que se disipe ese miedo aplastado por todo ese aprendizaje y experiencia. El camino siempre se facilita acompañado de los que ya han hecho el mismo camino. Por eso en en el Máster de Inversores traemos a los mayores expertos y referentes de habla hispana para aprender cómo diversificar en las cinco principales ramas de inversión.

¿Qué consejos le darías a alguien que acaba de comenzar a invertir?

Esta pregunta está muy relacionada con la anterior. Mi consejo es: aprende de los mejores, aprende de aquellos que ya tienen resultados, de aquellos que están donde tú quieres estar, absorbiendo la esencia que les ha llevado hasta ese punto.

Cuando se dice esto de “aprender de quien está en el punto al que quieres llegar”, muchas veces se piensa en las herramientas que le han ayudado o en las oportunidades que ha aprovechado y que probablemente sea difícil que tú encuentres, pero el mayor diferencial no está ahí. Está en la forma de pensar, en la forma de resolver problemas, en la psicología, en la mentalidad, en la actitud. Con esto, todo lo demás llega solo. Además de esto, hay un punto muy importante que me hizo catapultar mis inversiones y me hubiera encantado integrarlo desde que empecé.

Cuando empecé veía el mundo de la economía y las inversiones como matemáticas y estadísticas. Ya sabes, esa imagen que te viene a la mente de varias pantallas con gráficas de precios, muchos papeles y pasarte horas estudiando, calculando las probabilidades… 

Olvídate, la economía la mueven las personas, la psicología de las personas, no los números. No somos robots. Las personas basan sus decisiones en emociones que luego racionalizan. 

Aquí radica toda una vertiente de conocimiento sobre la economía conductual y cómo los mercados fluctúan y se ven afectados mucho más por emociones de pánico y euforia que por cálculos matemáticos.

¿Apuestas más por el trading o por una inversión pensada en el largo plazo?

Me gustaría empezar aclarando que, aunque sea “una forma de hablar”, es importante tener presente que la inversión nunca es una “apuesta” (siempre y cuando se tenga en cuenta todo lo que hemos hablado anteriormente). Para apostar tenemos la lotería o el casino. Lo que hago antes de tomar una decisión de inversión es reducir lo máximo posible la incertidumbre y eso es opuesto a una apuesta. Respondiendo directamente a la pregunta, efectivamente desde mi experiencia se reduce mucho más fácilmente el riesgo en una inversión a largo plazo de forma diversificada que haciendo trading con operaciones diarias o en cuestión de minutos.

Aunque puedas gestionar y controlar muy bien los riesgos en estas operaciones de trading intradía, la historia avala el hecho irrefutable de que las mayores fortunas se han generado por inversores con un horizonte temporal largoplacista. De hecho, puedes volver a revisar la lista de las mayores fortunas del planeta y no encontraras a ningún trader. En cambio, sí encontrarás a inversores que invierten en valor como Warren Buffett, por ejemplo.

¿Qué es para ti la libertad financiera? ¿En cuánto tiempo se puede lograr?

La libertad financiera es un concepto cada vez más extendido y, desde mi punto de vista, está mal enfocado. Es más, yo no quiero la libertad financiera, quiero confianza financiera.

Muchos gurús y libros mundialmente conocidos hablan de la libertad financiera como el momento en el que tus ingresos pasivos superan tus gastos fijos. Por ejemplo, teniendo varios inmuebles en alquiler podrías obtener unos ingresos mensuales que te permitan cubrir tus gastos y tener un estilo de vida libre. Pero ¿qué pasa si el mercado cambia?, ¿qué pasa si llega un evento inesperado en este mundo cada vez más cambiante? Lo que llamamos un “cisne negro” (como puede ser el coronavirus) y dejamos de recibir inquilinos en nuestros pisos de alquiler vacacional (hablo desde la experiencia ya que a mí me ha sucedido esto exactamente). En ese momento se destroza por completo tu libertad financiera.

También se habla de tener unos ahorros lo suficientemente grandes como para poder vivir sin trabajar gracias a esos ahorros. Pero volvemos a lo mismo: ¿quién nos asegura que después de 15-20-30 años todo seguirá tal y como lo hemos previsto en nuestra planificación, que no habrá ningún imprevisto y, sobre todo, que debemos mantener un nivel de vida constante en el tiempo? Nunca podremos superarlo porque nos estaríamos comiendo años de “libertad financiera”. Además de estar muchísimos años cohibiéndonos de disfrutar el ahora para no gastar y ahorrar lo máximo posible por un futuro de supuesta libertad financiera.

Lo siento, pero ese plan no me gusta. Preferí aumentar mi estilo de vida, mejorar mi situación año tras año, disfrutar al máximo de mi presente y estar adaptado a todos los cambios que puedan suceder. Eso sí es estar preparado para el futuro sin olvidarnos del presente.

Por ello es tan tan importante la diversificación y, sobre todo, integrar la confianza financiera que nombraba al inicio de la pregunta. La confianza financiera consiste en adquirir las habilidades, los recursos, los contactos, los conocimientos constantes y la información recurrente para tener la certeza de que venga lo que venga, sea como sea, estamos preparados para adaptarnos incluso más rápido y de forma más ágil que el gran porcentaje de las personas. 

Así generamos la confianza necesaria que nos permite vivir adaptados a la única constante en el tiempo, que es el cambio constante, y dependemos únicamente de lo que llevamos siempre con nosotros, sin depender tanto de factores externos.

Este es justo el motivo por el que muchísimos millonarios pierden todo lo que han construido durante años y, en tiempo récord, vuelven a ganar incluso mucho más que antes. Y, obviamente, esto no sucede por la libertad financiera, sino por la confianza financiera.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"