ahorro

Los planes de pensiones marcan récords, pero siguen alejados de las medias internacionales

2019 ha sido el mejor año de la serie histórica en rentabilidad, y el patrimonio ha crecido casi un 9%.

18 DE febrero DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

45e20805a0959bedd490d6027038f125.jpg

El balance de los planes de pensiones en 2019 ha sido bastante bueno y se han conseguido varios registros no vistos hasta la fecha. El patrimonio ya supera los 116.400 millones de euros, lo que supone un 8,9% más que en 2018. Las aportaciones crecieron un 13% hasta los 4.039 millones y las prestaciones descendieron un 10%. Pero, la mejor noticia puede encontrarse en la rentabilidad, que ha sido la mejor de la serie histórica al situarse en el 8,8%, según los datos ofrecidos por Inverco.

Aunque estos datos son buenos, si se comparan los datos de España con respecto al resto de economías de la OCDE, no lo son tanto. A nivel mundial, los planes de pensiones representan un 53,3% sobre el PIB, en el caso de Estados Unidos incluso supera el 76%. Sin embargo, en España esta cifra es de un 8,8%. Lo que quiere decir que los españoles no apuestan mayoritariamente por una alternativa en la jubilación, más allá del sistema de pensiones público. Además, las aportaciones brutas anuales, que suponían el 0,8% del PIB en 2005 ahora suponen un 0,5%.

Esto se traduce en que la tasa de sustitución, que en España está 14 puntos por encima de la media (es del 72,3% frente al 58,7% medio) viene casi íntegramente por el sistema público. Mientras que, en Holanda o Dinamarca, donde la tasa de sustitución es del 96,9% y del 86,4%, respectivamente, casi el 70% proviene de sistemas privados.

A pesar de esta diferencia con la media de la OCDE, el crecimiento en el último lustro es notable. Si en 2014 había 420.000 millones de euros invertidos en fondos de inversión y planes de pensiones, en 2019 ya había más de 618.000. Aunque, la mayor parte del crecimiento ha llegado por el crecimiento patrimonial de los fondos. Los planes de pensiones pasaron de 100.457 millones en 2014 a 116.419 e 2019.

Otro aspecto importante que denota un cambio en la mentalidad de los ahorradores españoles se encuentra en el cambio de categorías. Si en 2012 los planes mixtos representaban un 28,6%, actualmente suponen más del 60,8%. La renta fija a corto plazo ha pasado del 18,7% al 8,5%, los garantizados del 33,6% al 9,5% y la renta variable del 8,8% al 13,8%.

A final del tercer trimestre de 2019, el ahorro financiero de los hogares españoles es de 2,34 billones de euros (189% del PIB), lo que supondría un incremento de algo más de 120.600 millones de euros con respecto a 2018. Sin embargo, la mayor parte del ahorro sigue estando en depósitos: un 36,4% y en inversión directa un 28%. Mientras que en fondos de inversión hay un 14,1% y en planes de pensiones un 5,2%.


Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"