ahorro

¿Puedo seguir desgravando la hipoteca si la cambié de banco en 2020?

Actualmente, los que compraron su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 tienen derecho a desgravarse una parte de lo que pagan por su hipoteca en la declaración de la renta.

23 DE abril DE 2021. 17:43H HelpMyCash

7881c0b7de04fb3cb258059dbe38e7bd.jpg

Ahora bien, ¿esa posibilidad sigue abierta si en 2020 se trasladó ese préstamo a otro banco para mejorar sus condiciones? Según el comparador financiero HelpMyCash.com, esta deducción se puede seguir practicando en caso de modificar las condiciones originales del crédito (sea cuál sea la operación utilizada para conseguirlo), aunque si su importe se amplía, no podrá aplicarse sobre lo pagado para devolver esa parte extra. 

Se mantiene el derecho a desgravar

Desde el comparador afirman que la propia Agencia Tributaria, en varias consultas vinculantes establece qué criterio debe aplicarse en estos casos. Según Hacienda, cambiar la hipoteca de banco “únicamente implica la modificación de las condiciones de financiación inicialmente acordadas”; no su finalidad (la compra de la vivienda). En consecuencia, se mantiene el derecho de practicar la deducción por adquisición de vivienda habitual. 

Este criterio, por extensión, puede aplicarse a cualquier modificación que se practique sobre la hipoteca. Esto significa que se puede seguir desgravando una parte de lo que se pague por el préstamo de la vivienda tanto si se hace una subrogación (se traslada a otro banco) como si se lleva a cabo una novación (pacto con la entidad para cambiar sus condiciones) o se contrata una hipoteca nueva para cancelar la vigente.

Además, desde HelpMyCash comentan que los gastos asociados a esta modificación se consideran originados durante la financiación de la compra del inmueble. Así, pueden sumarse a la base sobre la que se permite practicar la deducción por inversión de vivienda habitual. Conviene recordar que esa desgravación puede ser de hasta el 15% y se puede aplicar sobre una base máxima anual de 9.040 euros, en la que se incluye lo abonado en el ejercicio correspondiente para reembolsar el préstamo (cuotas, primas de seguros asociados, posibles amortizaciones anticipadas, etc.).

¿Qué pasa si se amplía la hipoteca?

Es posible, no obstante, que la modificación de la hipoteca (ya sea mediante una novación o con la contratación de un nuevo préstamo con otro banco) se lleve a cabo, entre otros motivos, para ampliar su capital. En estos casos, según HelpMyCash, la Agencia Tributaria establece que solo se puede practicar la deducción sobre la parte proporcional atribuible al préstamo original

Pongamos, por ejemplo, que un cliente tenía una hipoteca pendiente de 100.000 euros, que amplió en 25.000 euros más en enero de 2020. Y supongamos que, tras ese incremento del capital, las cuotas abonadas entre el mes de enero y el de diciembre fueron de 750 euros mensuales, para un total de 9.000 euros pagados en el conjunto del año. 

Según el criterio de Hacienda, la desgravación únicamente podría aplicarse sobre lo pagado para devolver la hipoteca original, que para el ejemplo utilizado era de 100.000 euros. Ese importe representa el 80% del capital pendiente tras la ampliación (125.000 euros), así que ese cliente podría desgravarse hasta el 15% de 7.200 euros (el 80% de 9.000 euros), que serían unos 1.080 euros en total. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"