ahorro

¿Qué tener en cuenta a la hora de contratar un préstamo personal?

Solicitar un préstamo personal a un banco o a un establecimiento financiero de crédito puede ayudarnos a adquirir un coche, reformar una casa, pagar unos estudios o una operación de salud e, incluso, nos permitirá recibir financiación para montar un negocio.

17 DE mayo DE 2021. 14:16H HelpMyCash

No obstante, antes de solicitar alguno de los mejores préstamos personales que existen en el mercado, los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com advierten de que se debe tener en consideración una serie de factores muy importantes.

1- Revisa el interés del préstamo 

Lo primero que debe hacerse a la hora de buscar un préstamo personal es verificar cuál es su tipo de interés, ya que eso influirá en el coste total y determinará el importe de las cuotas. En general, el tipo de interés puede variar según el plazo de devolución, el importe o la finalidad del crédito. En la actualidad, el tipo de interés medio es del 6,54%, según el Banco de España, por lo que un préstamo cuyo interés se aleje mucho al alza de esa cifra será considerado como caro.

2- Verifica si tiene comisiones

Los préstamos pueden tener diversas comisiones, como la de estudio (la que el banco nos aplica al analizar nuestro perfil de usuario), la de apertura (la que se aplica en el comienzo de la vida útil del crédito bajo el pretexto de los gastos incurridos para su concesión) o la de amortización anticipada (que se cobra por devolver el dinero antes del plazo acordado por el contrato).

La existencia de estas comisiones encarecerá el coste total del préstamo, por lo que, en caso de no querer un préstamo con comisiones, lo conveniente será buscar otras alternativas. Además, es importante comprobar si la comisión de apertura está financiada o no, ya que eso generará más intereses.

3- Comprueba si te exigen vincularte y si te interesa

Con la intención de convencernos, la entidad puede ofrecernos una rebaja en el interés del préstamo, aunque, eso sí, a cambio de asumir cierta vinculación. Es posible que nos pidan domiciliar la nómina o tal vez contratar algún seguro.

Antes de aceptar o rechazar, conviene que estudiemos los efectos de esta vinculación sobre el coste total del préstamo y verificar si será más caro o más barato si se acepta o, incluso, si el producto que nos ofrecen resulta de nuestro interés.

4- Haz cálculos del coste total y compara ofertas

Una vez hemos comparado varias ofertas y hemos verificado si tienen comisiones o vinculaciones, conviene que analicemos los costes totales del préstamo. Aunque un préstamo no tenga comisiones ni vinculaciones, puede que quizá este no sea tan barato como uno que sí posea alguna de estas características. Lo más importante es, en la medida de lo posible, escoger la opción más económica para evitar pagar de más.

Además, aunque nuestro banco actual no nos ponga ninguna pega y nos ofrezca la posibilidad de contratar un préstamo personal, no conviene quedarse solo con esa oferta. Lo más recomendable es siempre revisar las ofertas de otras entidades y comparar por lo menos tres más para comprobar sus requisitos, características y su coste total. Esto nos puede permitir escoger la opción más económica o, incluso, nos ayudará a negociar con nuestra entidad para obtener mejores condiciones.

5- Mantén tu historial de deudas saneado

Para solicitar un préstamo, no debemos figurar en ficheros de morosos como Asnef, ya que la mayoría de los bancos nos denegarán su concesión en ese caso. Además, desde HelpMyCash recuerdan que no es una buena idea sobreendeudarse. Conviene asegurarse de que el total de todas nuestras deudas no supere el 35% de nuestros ingresos (incluyendo la hipoteca) o, de lo contrario, correríamos un riesgo alto de sobreendeudarnos. 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"