ahorro

La riqueza aumenta en 2021 ante la subida de las acciones: Norteamérica y China vs. Europa

El viejo continente ha sido la región que menor tasa de crecimiento de opulencia ha experimentado el pasado año

23 DE septiembre DE 2022. 08:51H Alejandra Gómez

Tras la pandemia Covid-19 y la reapertura de la economía, 2021 se ha presentado como un año en el que la riqueza creció a un fuerte ritmo. De hecho, al finalizar el año, la riqueza mundial a los tipos de cambio vigentes ascendía a 463,6 billones USD, lo que supone un aumento del 9,8%.

Así lo muestra el decimotercer Global Wealth Report del Credit Suisse Research Institute (CSRI), que ha señalado también que la riqueza media por adulto aumentó un 8,4%, hasta los 87 489 USD. Tanto es así que el documento señala que la riqueza global agregada creció un 12,7% en 2021, la tasa anual más rápida jamás registrada. 

“2021 fue un año excelente para la riqueza de las familias, impulsada por las subidas generalizadas de los precios de las acciones y el entorno favorable creado por las políticas de los bancos centrales en 2020 para bajar los tipos de interés, eso sí, a costa de presiones inflacionarias”, concreta el texto. 

América del Norte y China han sido las regiones más beneficiadas. Europa es la que menos crecimiento de opulencia ha experimentado, aunque en el estudio se destaca que en España, y a pesar de que la desigualdad de riqueza ha crecido entre los ciudadanos, hay un 2% de millonarios.

Destaca América del Norte y China vs Europa

Aunque la riqueza se ha elevado de forma general en todo el globo, lo cierto es que desde el CSRI matizan que América del Norte y China han sido las más importantes. 

“América del Norte representa algo más de la mitad del total mundial y China otra cuarta parte”, destacan en el comunicado. 

En contraste, especifican, África, Europa, India y América Latina representaron en conjunto apenas el 11,1% del crecimiento de la riqueza mundial. “Esta cifra tan baja se debe a la depreciación generalizada de estas regiones frente al dólar estadounidense”, observan. 

“En términos porcentuales, América del Norte y China registraron las tasas de crecimiento más elevadas (en torno al 15% cada una), mientras que el crecimiento del 1,5% en Europa fue, con mucho, el más bajo de todas las regiones”, hacen hincapié. 

Con respecto a la deuda de los hogares en 2021, esta aumentó un 4,4% en todo el mundo. “No obstante, la cifra global se vio contrarrestada por el nulo crecimiento en la región de Asia-Pacífico (excepto China e India) y la reducción de la deuda en Europa (debido a la depreciación del tipo de cambio). En otros lugares, la deuda de los hogares aumentó de media un 9%, encabezada por el aumento del 12,1% en China”, recuerdan desde la institución de investigación financiera.

Por subgrupos de población específicos, en Estados Unidos y Canadá, quienes más aumentaron su riqueza entre 2019 y 2022 fueron los «millennials» y la generación X. “En Estados Unidos, los hogares afroamericanos e hispanos registraron el mayor incremento porcentual de la riqueza en 2021 gracias al aumento de la riqueza no financiera, sobre todo de la vivienda”, matizan. 

En cuanto a la riqueza de las mujeres, el estudio estima que, de los 26 países que constituyen el 59% de la población adulta mundial, 15 países (entre ellos China, Alemania e India, por ejemplo) registraron un descenso de la riqueza de las mujeres durante 2020 y 2021. En el resto de los países (incluidos Estados Unidos y el Reino Unido, por ejemplo), aumentó la proporción media de la riqueza de las mujeres con respecto a la de los hombres.

El nivel de riqueza en España

Sobre nuestro país, este informe revela que España cuenta con alrededor del 2% de los millonarios del mundo (personas con más de 1 millón USD), un total de 1.132.000 adultos (17.000 menos que a final de 2020). Pero ahí no queda todo, pues estima que esa cifra se elevará un 25% para hasta 2026 (1.415.000 adultos). 

Y es que hacen hincapié en que a finales de 2021, la riqueza por adulto se situó en 222.888 USD en España y que aumentó a una tasa media anual del 5,2%. 

Con respecto a la desigualdad de la riqueza dentro de nuestras froonteras, valor que refleja el coeficiente de Gini, esta aumentó, al igual que en Italoa, en una media de 62,9 en el año 2000 a 68,2 en 2021.

La mejor parte se la llevaron las acciones

Pero lo cierto es que dentro de este aumento generalizado de la riqueza en 2021, la mejor parte de la tarta se la llevó la renta variable o el precio de las acciones. 

Y es que tal y como comentan los expertos, “gran parte de la variación interanual de las estimaciones de la riqueza de las familias de los distintos países depende de los precios de los activos y de los tipos de cambio”. 

Tal y como se observa en el siguiente gráfico, donde aparecen los países del G7 más China, India y Rusia, la India encabezó la lista con una subida del 31%, seguida de cerca por Francia (28%), Estados Unidos (23%), Italia (23%) y Canadá (22%). En cuanto a los demás países, los precios de las acciones subieron más del 30% en Austria, Suecia, Arabia Saudí, Vietnam e Israel, y más del 40% en Rumanía, Chequia y los Emiratos Árabes Unidos. Por el contrario, los precios de las acciones cayeron un 2,2% en China, entre un 5% y un 6% en Nueva Zelanda, Chile y Pakistán, y un 17% en la Región Administrativa Especial de Hong Kong.

Riqueza por regiones - Credit Suisse

Fuente: James Davies, Rodrigo Lluberas y Anthony Shorrocks - Global Wealth Report - Credit Suisse Research Institute - Variación porcentual del tipo de cambio del USD, de los precios de las acciones y de los precios la vivienda en 2021

“Las fluctuaciones de los tipos de cambio suelen ser la fuente de considerables ganancias y pérdidas en la riqueza valorada en dólares estadounidenses. De media, en 2021, los países se depreciaron un 2,9% frente al dólar estadounidense. Entre los países incluidos en el gráfico 3, Japón (-9,3%) y la zona euro (-7,7%) son los que experimentaron los mayores descensos”, destacan desde el estudio. 

Y concretan: “Se espera que los importantes aumentos del PIB, combinados con el vigor de los mercados de valores y de la vivienda, produzcan considerables incrementos de la riqueza en los países, como sin duda sucedió en 2021. La riqueza de las familias de Estados Unidos aumentó en 19,5 billones USD. Esta cifra está muy por encima de la contribución de China, que ocupa el segundo lugar (11,2 billones USD), que a su vez supera con creces los aumentos registrados en Canadá (1,8 billones USD), India (1,5 billones USD) y Australia (1,4 billones USD). Los precios de los activos ya han descendido en 2022 y cabe esperar una moderación o una inversión parcial de la tendencia de 2021”.

“Por países, Estados Unidos fue el país cuyos hogares aumentaron en mayor medida su riqueza en 2021, seguido de China, Canadá, India y Australia. Las pérdidas de riqueza han sido menos numerosas y casi siempre están asociadas a la depreciación de la moneda frente al dólar estadounidense. El análisis de la riqueza mediana por países y en todo el mundo revela que la desigualdad de la riqueza mundial ha disminuido este siglo gracias al más rápido crecimiento alcanzado en los mercados emergentes. Por consiguiente, el hogar medio ha podido acumular riqueza en las dos últimas décadas”, comenta Anthony Shorrocks, economista y autor del informe.

Cifras positivas pero, ¿cómo se distribuyen?

En esta amalgama de datos, se destaca que el 1% más rico del mundo aumentó por segundo año consecutivo hasta alcanzar el 45,6% en 2021, frente al 43,9% de 2019. De hecho, el estudio muestra que el número de millonarios en dólares aumentó en 5,2 millones de miembros más durante 2021 y alcanzó 62,5 millones en todo el mundo al final del año. 

Por su parte, el número de personas con muy alto poder adquisitivo (UHNWI, por sus siglas en inglés), aumentó a un ritmo mucho más rápido, con un 21% de nuevos miembros en 2021. Estados Unidos (30 470) fue el país que ganó más miembros UHNW, seguido de China (5200). Las personas UHNW también aumentaron en más de mil en Alemania (1750), Canadá (1610) y Australia (1350). En cambio, las disminuciones de personas UHNW fueron relativamente pocas. Las mayores caídas se produjeron en Suiza (120 menos), Hong Kong RAE (130 menos), Turquía (330 menos) y el Reino Unido (1130 menos). 

Pero aunque la riqueza se sigue concentrando, lo cierto es que los datos de media de los países revela que la desigualdad de la riqueza mundial ha disminuido este siglo gracias al más rápido crecimiento alcanzado en los mercados emergentes. “La riqueza mediana mundial ha aumentado a un ritmo casi dos veces superior al de la riqueza mundial por adulto y mucho más rápido que el PIB mundial. Por consiguiente, el hogar medio ha podido acumular riqueza en las dos últimas décadas”, destaca el texto. 

Una situación que podría cambiar en 2022

Pero aunque las buenas nuevas de la riqueza del año pasado sean alentadoras de forma general, los expertos del 'think tank’ de la entidad señalan que factores como la inflación, la subida de tipos de interés y la tendencia a la baja de los precios de los activos puede hacer que esta situación de revierta en 2022. 

“Las subidas de los tipos de interés en 2022 ya se han dejado notar en los precios de los bonos y las acciones y es probable que también lastren la inversión en activos no financieros. La inflación y los tipos de interés más altos podrían frenar el crecimiento de la riqueza de las familias a corto plazo, aunque el producto interior bruto (PIB) nominal crezca al ritmo relativamente rápido previsto para este año”, destaca el documento. 

Pero además de ello, las perspectivas de riqueza son algo más desalentadoras este año debido a que la guerra entre Rusia y Ucrania, junto con la inflación, podría frenar la creación de riqueza real en los próximos años. 

“Aun así, se espera que la riqueza mundial en USD nominales aumente en 169 billones USD para 2026, lo que supone un incremento del 36%. Aunque los países con ingresos bajos y medios representan actualmente el 24% de la riqueza, serán responsables del 42% del crecimiento de esta en los próximos cinco años. Los países con ingresos medios serán el principal motor de las tendencias mundiales”, destaca el estudio, que añade: “Se prevé que la riqueza mundial por adulto aumente un 28% hasta 2026 y que supere el umbral de los 100 000 USD en 2024. El número de millonarios también aumentará notablemente en los próximos cinco años hasta alcanzar los 87 millones, mientras que el número de UHNWI llegará a 385 000”. 

“A pesar de que es probable que en 2022 y 2023 se invierta en cierta medida el excepcional aumento de la riqueza de 2021, […] nuestra previsión es que, para 2024, la riqueza mundial por adulto supere el umbral de los 100 000 USD y que el número de millonarios sobrepase los 87 millones de individuos en los próximos cinco años”, matiza Nannette Hechler-Fayd’herbe, Chief Investment Officer para la región de EMEA y Global Head of Economics & Research de Credit Suisse.

Artículos relacionados

La salida de la pandemia genera una “extrema concentración de riqueza” en manos de una minoría
¿Hay que castigar la riqueza? Esto dicen los expertos
La creación de riqueza en tiempos de pandemia, "inmune" gracias a la política acomodaticia
Los bancos piden seguridad jurídica para generar riqueza
El sector de lujo inmune a los cambios en la distribución de la riqueza
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"