domingo, 15 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Ahorro

¿Tienes depósitos en el extranjero? Estas son las casillas de la declaración a no olvidar

Aquellos que todavía no hayan presentado la declaración de la renta de 2018, tienen los días contados para hacerlo. El próximo 1 de julio es el último día para cumplir con el trámite anual con Hacienda.

28 de junio de 2019. 12:30h HelpMyCash
  • ¿Tienes depósitos en el extranjero? Estas son las casillas de la declaración a no olvidar

Durante la campaña actual, la Agencia Tributaria ha enviado avisos a ciertos contribuyentes para recordarles su obligación de declarar las rentas obtenidas en el extranjero. Y es que no olvidemos que los depósitos abiertos fuera de España también tributan en nuestro país. Pero ¿cómo se declaran?

Las rentas del ahorro están gravadas con un tipo impositivo de entre el 19% y el 23%, independientemente de si se han obtenido en España o en el extranjero, avisan fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com. Las rentas generadas en nuestro país aparecen de forma automática en el borrador; sin embargo, no ocurre lo mismo con las rentas procedentes del extranjero, que se deben incluir a mano.

Se trata de un proceso sencillo. Simplemente se debe anotar los intereses brutos de las cuentas y de los depósitos constituidos fuera de España en la casilla 27 de la renta de 2018. Al pinchar sobre la casilla, de desplegará un formulario con varios campos: los intereses deberán consignarse en la casilla relativa a los ingresos íntegros.

Si hemos percibido rentas en España, la casilla anterior ya estará rellenada. En tal caso, solo tenemos que sumar a la cifra que aparezca, si es que es correcta, los intereses brutos obtenidos fuera de España.

¿Y si el banco extranjero nos ha retenido una parte de los intereses?

A la hora de abrir un producto de ahorro fuera de España, deberíamos informar al banco extranjero de que no residimos en su país para que no nos practique ninguna retención y nos abone los intereses en bruto. Para ello, es probable que nos solicite un certificado de residencia fiscal que podemos obtener en la Agencia Tributaria.

No obstante, si la entidad nos retiene una parte de los intereses (los bancos de algunos países, como los portugueses, siguen esta política), deberemos indicar en la declaración de la renta el impuesto satisfecho en el extranjero, para no pagar dos veces por los mismos beneficios.

En este caso, la AEAT reserva la casilla 588 (deducciones por doble imposición internacional) de la renta 2018 para indicar la retención que haya practicado un banco extranjero sobre los beneficios de una cuenta o de un depósito.

El manual sobre el IRPF de la Agencia Tributaria explica que “en los supuestos en que, entre las rentas del contribuyente, figuren rendimientos o ganancias patrimoniales obtenidos y gravados en el extranjero, se deducirá la menor de las dos cantidades siguientes: el importe efectivo de lo satisfecho en el extranjero [...] o el resultado de aplicar el tipo medio efectivo de gravamen a la parte de base liquidable gravada en el extranjero”.

Depósitos extranjeros: ¿una buena inversión?

Muchos contribuyentes que ahora se preguntan cómo declarar sus depósitos extranjeros, migraron sus ahorros a otros países con el objetivo de diversificar su cartera o para conseguir una rentabilidad más elevada que la que ofrecen los bancos españoles (actualmente el interés medio de los plazos fijos españoles es del 0,05% según el Banco de España). De hecho, los mejores depósitos a plazo fijo contratables en España son, en muchos casos, extranjeros.

Internet y las fintech han ayudado a potenciar el traslado de dinero de un país a otro, señalan desde HelpMyCash. La fintech alemana Raisin, por ejemplo, permite a los españoles acceder a depósitos de bancos franceses, portugueses, italianos, austriacos, etc., sin salir de casa, a través de Internet. Los plazos fijos disponibles a través de Raisin no solo están garantizados por el FGD del país en el que se ubica el banco, sino que ofrecen rentabilidades mucho más atractivas que las españolas. Por ejemplo, el banco italiano Banca Sistema, cuyos depósitos pueden contratarse a través de la plataforma en cuestión, paga hasta un 2% TAE por los ahorros de los españoles y el portugués Haitong, hasta un 1,35%.

Si decidimos contratar un depósito en otro país de la UE, no olvidemos que los estados comunitarios tienen su propio sistema de garantía de depósitos que cubre 100.000 euros por titular en el caso de que un banco quiebre.