ahorro

Willis Towers degrana cómo deberían posicionarse los fondos de pensiones

La firma consultora analiza el comportamiento de los distintos activos y de los fondos de pensiones de empleo y pone sobre la mesa medidas que podrían llevar a cabo a futuro.

14 DE mayo DE 2020. 08:03H Funds & Markets

21685789a07e8e3972af53f04e508772.jpg

Para Willis Towers Watson Investments son tres las decisiones que deberían tomar estos planes de pensiones: apostar por la globalización de las carteras, mantener la cautela en renta fija y realizar una adecuada diversificación.

En el primero de los puntos, los expertos de esta firma aconsejan evaluar los beneficios de contar con una cartera global en adelante, dado que estamos en un contexto en el que se están escalando pesos económicos a nivel mundial. En este sentido, subrayan que el impacto de la pandemia del Covid-19 sobre PIB será mucho menor en China, cuya economía creen que “va a salir reforzada de la crisis y que va a ver cómo su importancia a nivel mundial se incrementa a largo plazo”, horizonte habitual de un fondo de empleo. 

De este modo, le ven sentido a realizar una asignación estratégica a renta variable de este país, más si se tiene en cuenta que sus acciones clase A cuentan con una valoración en rango bajo y “tienen correlación de alrededor de 0,50 con el S&P, lo que claramente ayudará a mejorar la eficiencia de una cartera de renta variable”, apuntan. 

Respecto a la inversión en renta fija, desde Willis Towers Watson Investments creen que quizás no sirva la estructura tradicional de concentración en deuda de países europeos si el propósito es que otorgue protección a la cartera. “Todo parece apuntar a que reducirla sería una buena decisión ya que, con los tipos actuales, es difícil que protejan ante caídas y, por ejemplo, una vuelta al entorno de 0 en los tipos alemanes haría que nuestra cartera cayera alrededor de un 5%”.

En su lugar, ven con buenos ojos llevar a cabo una asignación a crédito corporativo globalizado “ya que sus tipos se han incrementado y los bancos centrales están respaldando tanto el crédito en grado de inversión como el de peor claridad crediticia”. 

Por lo que toca al aspecto de la diversificación, el análisis de esta firma concluye que la clave está en añadir elementos descorrelacionadores a la cartera. Y uno de ellos podría ser el reaseguro de catástrofes naturales. “Tras los últimos eventos naturales, los tipos de estas estrategias se han incrementado (alrededor del 9%) haciéndolas más atractivas aun habiéndose visto impactados negativamente en rentabilidad por esos eventos”. Además, subrayan que esa descorrelación que otorgan beneficia a la gestión de riesgos.

Iturralde: “La bolsa es un juego de pícaros”