inversion

Año electoral en Estados Unidos, ¿año de ganancias en Wall Street?

Desde 1941 solo ha habido dos años en rojo para Wall Street en año electoral.

09 DE enero DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

8589defa16d4eaf9d27b2449c4150193.jpg

2020 celebrará unas nuevas elecciones presidenciales en el mes de noviembre y ya son muchos los que se preguntan como influye este acontecimiento en Wall Street. Si se toman las estadísticas de los últimos años electorales, se encuentra que desde 1941 solo en dos ocasiones ha caído la bolsa en año electoral. Fue en 1997 con Clinton y en 2008 cuando ganó Barack Obama. En esos dos años el S&P 500 corrigió un 9,03% y un 36,55%, respectivamente. 2008, con George Bush en la Casa Blanca, fue un año especialmente malo debido a la quiebra de Lehman Brothers y a la oleada de rescates bancarios.

Al margen de esos dos años, el S&P 500 se ha comportado bien en año electoral. De hecho, la media histórica desde 1833 indica que el selectivo sube un 9,86% durante el año en el que se elige o reelige a un presidente de los Estados Unidos. Una cifra que podría repetirse este año teniendo en cuenta que en 2019 los tres principales índices americanos subieron por encima del 24%. Curiosamente, la estadística también demuestra que el tercer año de legislatura es el mejor en términos bursátiles para los presidentes americanos con una revalorización del S&P 500 del 11,48%. En el caso de Donald Trump, la estadística está cumpliéndose.

El peor año para la bolsa es el siguiente a las elecciones presidenciales, en este caso sería 2021. Desde 1969, el S&P 500 ha caído cinco años y ha subido ocho años post electorales. En el caso de Donald Trump, la bolsa subió un 21% en 2017, cayó un 4,23% en 2018 y subió un 28% en 2019. En el caso de los dos últimos años electorales, que fueron 2012 y 2016, el selectivo estadounidense avanzó un 15,9% y 11,8% respectivamente.

A Trump le interesa llegar con crecimiento

Desde 1956 todos los presidentes que se han presentado a la reelección en un momento económico bueno, sin estar en recesión, han revalidado su cargo. George Bush padre, Jimmy Carter y Gerald Ford fueron los únicos en no conseguir la reelección debido a que el país estaba inserto en una recesión económica. Por ello, Donald Trump buscará llegar al último trimestre de 2020 con la economía creciendo, aunque sea a bajo ritmo.

Jeff Schulze, director de estrategia de ClearBridge, filial de renta variable en Estados Unidos de Legg Mason, asegura que: “No es recomendable ser bajista ahora”. El experto también destaca el buen momento macroeconómico que vive el país. “El empleo se mantiene en un tono muy positivo. Por primera vez en la historia hay más ofertas de empleo, que trabajadores para ocupar los puestos”, comenta Schulze. Pero no solo eso, la situación de los hogares es “mucho mejor que hace 11 años” y por eso “el consumo va a seguir manteniéndose”.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"