¿Se puede aprender sobre gestión del talento de la Liga de Fútbol Profesional?

No hay comentarios

¿Qué pasaría si los directivos de las empresas pudieran ver sus respectivas compañías como un club de fútbol, en el que cada trabajador tiene un valor en el mercado, y los líderes compiten constantemente con otros equipos para retener a los mejores jugadores? ¿Cuánto estarían dispuestos a pagar para tener a los mejores talentos del mercado? La forma en que la Liga Profesional de Fútbol (LFP) compite por los jugadores a finales de agosto ofrece algunas lecciones interesantes que el mundo de los negocios podría aplicar cuando se trata de encontrar y mantener a los mejores talentos.

A primera vista, el mundo de los negocios y la LFP pueden parecer polos opuestos. Especialmente, desde el punto de la inversión en talento. Así pues, la Liga Santander ha gastado 472,44 M€ en nuevos fichajes, según Transfermarkt, y aunque pudiera parecer una cifra desorbitada, lo cierto es que las compañías, a su manera, también están compitiendo por un grupo reducido de jugadores.

Con esta premisa, vamos a ver las 3 áreas en las que, en mi opinión, las empresas pueden aprender de la LFP: el valor de la cultura, la mejor posición para cada profesional y el Big Data en la captación y retención del talento.

El valor de la cultura. La Liga ha pasado de ingresar 195 millones por la venta de sus derechos televisivos en el año 2000 a los 1.700 netos que pretende ingresar a partir de la próxima temporada con el contrato que ha firmado hasta 2019. Pero no todos los clubes son iguales: los más grandes como Real Madrid y FC Barcelona operan con mayores presupuestos y en una escala diferente para reclutar a los mejores talentos respecto al Leganés o Alavés, por poneros un ejemplo. Entonces, ¿cómo compiten los clubes intermedios? Estoy convencido de que estos pueden fichar a los mejores ofreciendo una experiencia y una cultura diferenciales que los jugadores disfrutan.

Me explico: los productos o servicios de una organización pueden ser más o menos similares que los de la competencia, pero la cultura es un activo muy difícil de replicar. De ahí la importancia de tener y de transmitir a los empleados los valores que sustentan esa cultura. De acuerdo a Great Place to Work, las culturas basadas en la confianza aumentan el compromiso, lo que impulsa el éxito del negocio y los resultados financieros

La mejor posición para cada profesional. Ya seas el Real Madrid o el Barça de los negocios, la batalla por el talento es feroz. La contratación y, quizás aún más importante, la retención de los mejores, son los dos retos más importantes a los que se enfrentan los responsables de recursos humanos. ¿Cómo mantener a los empleados comprometidos y cómo hacer que realmente sientan que están desarrollando sus habilidades y avanzando? Mientras que la compensación financiera actúa como elemento motivador a corto plazo, lo cierto es que lo que realmente quieren los jugadores, incluso los mejores remunerados, es pasar más tiempo en el terreno de juego y formar parte del equipo ganador. Y es curioso, desde mi punto de vista, que más del 70% de los empleados dice ver necesario cambiar de empresa para avanzar en su carrera profesional, según la investigación de Willis Towers Watson

Bien es cierto que la industria del fútbol soluciona esta cuestión “prestando” sus jugadores a otros equipos para que pasen más tiempo en el terreno de juego, en el mundo empresarial esto no es factible. Sin embargo, muchas organizaciones permiten a sus empleados rotar por diferentes departamentos para que desarrollen nuevas habilidades y se enfrenten a nuevos retos.

El Big Data para el mejor talento. Hoy en día, es tendencia entre clubes de élite recurrir a la tecnológica, a los datos y al análisis, para encontrar al mejor talento. Esto también está ocurriendo en los departamentos de recursos humanos. Muestra de ello es que la mentalidad de “siempre hemos reclutado esas habilidades para esa posición” está siendo cuestionada por datos sólidos, que ofrecen nuevas perspectivas sobre la captación y retención de personal.

Soy de los que piensa que los negocios son un deporte de equipo, al igual que el fútbol, y trabajar arduamente para atraer al personal adecuado, e inculcar los niveles adecuados de rendimiento y compromiso genera una ventaja competitiva capaz de derribar las jerarquías establecidas y sus desorbitados presupuestos.

En definitiva, en un momento en el que la combinación de factores tecnológicos y culturales han creado un clima disruptivo en los negocios, tanto las organizaciones establecidas como las start-ups pueden aprender algo sobre cómo identificar y retener talento de sus homólogos futbolistas.

Chano Fernández, presidente para EMEA & APJ de Workday



deunvistazorojo

  • La inflación en la Eurozona alcanzó el 1,5% en agosto

La tasa de inflación anual en la Eurozona creció dos décimas frente al dato de julio. En la Unión Europea, el dato anual fue del 1,7% en agosto frente al 1,5% de julio. Según Eurostat, el menor alza en los precios se registró en Irlanda (0,4%), Chipre (0,5%), Grecia y Rumanía (ambas con el 0,6%). Los precios crecieron más en Lituania (4,6%), Estonia (4,2%) y Letonia (3,2%). En comparación con el mes anterior, la inflación ha subido en 20 países de la UE.


  • Las ventas de turismos en la UE crecen un 4,5% hasta agosto

En agosto de este año, las matriculaciones de turismos crecieron un 5,6% en la UE hasta las 865.047 unidades. Italia (+15,8%) y España (+13%) han sido los mercados que mejor han evolucionado; en el otro extremo, se situó Reino Unido (-6,4%). En el acumulado del año, se han registrado 10 millones de nuevos turismos, un 4,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Italia (+9,1%) y España (+6,9%) vuelven a liderar el crecimiento.

Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.

Relacionadas

Deje su comentario

0 comentarios

Usted debe haber iniciado sesión para publicar un comentario.