Reglas más estrictas para las tecnológicas en China

El Gobierno local obliga a incipientes compañías como Uber o Airbnb a asociarse o fundar una compañía local para poder operar con plenas libertades en el país.

No hay comentarios

La aplicación de alquiler y reserva de viviendas vacacionales Airbnb ha comunicado a sus usuarios en el país que a partir de ahora sus datos serán tratados de una manera diferente en el país. A partir del 7 de diciembre, la información se almacenará localmente, como medida provisional por si en alguna ocasión las autoridades del país asiático la requirieran. A partir de este mismo día, la actividad comercial de Airbnb se realizará a través de una subsidiaria local, Airbnb China, que gestionará estos datos.

“Airbnb tiene que cumplir la legislación y normativa locales, también con respecto a leyes de privacidad y de divulgación de información y es posible que los organismos gubernamentales chinos soliciten la divulgación de información almacenada”, explica el comunicado.

China ha ejercido una presión creciente sobre las compañías de tecnología extranjeras que operan en el país durante el último año. El lunes, el Parlamento del país llevó a cabo una segunda lectura de un proyecto de ley de seguridad cibernética que dictaminaba la posibilidad de exigir a las empresas extranjeras de tecnología almacenar ciertos “datos de negocios importantes” a nivel local, incluidos los datos personales.

Airbnb no es la única compañía que tendrá que mover los datos de usuario a servidores locales. El gigante de la electrónica de consumo Apple comenzó a utilizar servidores proporcionados por China Telecom en suelo chino a partir de agosto de 2014.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.