¿Qué esperar de las grandes economías europeas en 2017?

Bruselas considera que España crecerá al 2,3% en 2017 y al 2,1% en 2018. Mientras, la OCDE ha elevado su última previsión y espera un crecimiento al 3,2% este 2016, del 2,3% en 2017 y del 2,2% en 2018.

No hay comentarios

Este año, el PIB de Francia crecerá al 1,3%, igual que en 2017. En 2018, esa cifra ascenderá hasta el 1,4%. Sin embargo, estas previsiones realizadas por el Banco de Francia suponen una rebaja con su último pronóstico. Además, el Banco de Francia advierte sobre el compromiso de déficit del 3% para el próximo año, que exigiría medidas por valor de 4.000 millones de euros. Para este año fijan el déficit en el 3,3% y, previsiblemente, en el 3,1% en 2017. Para el gobernador del Banco de Francia, Villeroy de Galhau, cumplir con el objetivo de déficit es “condición para mantener la credibilidad” de Francia en Europa, según ha declarado en una entrevista a la emisora BFM Business.

En el otro lado se encuentran las previsiones económicas del Bundesbank, el Banco de Alemania, que ha elevado su pronóstico para este año y el próximo. Para el organismo, la “sólida recuperación” de la economía alemana se mantiene, aunque advierte sobre el aumento de los cuellos de botella en el mercado laboral podría limitar el crecimiento y provocar una inflación salarial.

Para este año y el que viene, el Banco de Alemania prevé un crecimiento del PIB del 1,8% frente al 1,7% y al 1,4% que preveía anteriormente para cada uno de los dos años. Además, el banco señala que es probable que el presupuesto alemán se mantenga en superávit en los próximos años sin nuevas medidas de gasto, y que la deuda pública podría volver al 60% del PIB para el próximo año 2019.

En cuanto a España, Bruselas considera que España crecerá al 2,3% en 2017 y al 2,1% en 2018. La OCDE ha elevado su última previsión y espera un crecimiento al 3,2% este 2016, del 2,3% en 2017 y del 2,2% en 2018. Sin embargo, desde Europa ya advirtieron el pasado noviembre que España se desviaría del objetivo de déficit del 3,1% para este 2017 y cerraría con un déficit del 3,8%.

El ministro de finanzas de Reino Unido, Philip Hammond, rebajó hace unas semanas las previsiones de crecimiento del país para 2017. Las dudas sobre el Brexit han hecho al país rebajar su pronóstico del PIB en ocho décimas, hasta el 1,4%. Para los próximos años, los crecimientos serán del 1,7% en 2018 (cuatro décimas menos de lo previsto), 2,1% en 2019 y 2020 (sin cambios) y 2% en 2021. En cuanto al endeudamiento, el Gobierno de May admitió que se endeudará en 143.000 millones de euros más de lo previsto en esta legislatura, hasta 2020.

El caso de Italia se mantiene rodeado de incertidumbre tras la dimisión de Matteo Renzi. El Eurogrupo ya se mostró preocupado con que Italia esté en “riesgo de no cumplimiento” con sus objetivos de déficit y de deuda. “Según la Comisión, el esfuerzo fiscal estructural italiano será del -0,5% del PIB, pero es necesario uno del 0,6%” por lo que “medidas adicionales significativas serán necesarias”, declaró en Bruselas el presidente de la Comisión Europea, Jeroen Dijsselbloem.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.