Antonio Tajani, un presidente cercano a España

El carismático Antonio Tajani, con una amplia carrera en la política comunitaria y conocido en su país por comenzar en política de la mano del ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi, será la nueva imagen del Parlamento Europeo. En Bruselas se mueve con soltura y goza de buena reputación incluso entre partidos de signo contrario.

No hay comentarios

Nacido un 4 de agosto de 1953 en Roma, estudió Derecho en la Universidad La Sapienza de la capital italiana. Además de su formación como jurista ha trabajado como periodista durante dos décadas, especializándose en asuntos parlamentarios. Trabajó para Rai Radio 1, para el periódico ‘Il Giornale’, viajando como enviado especial a Líbano, Somalia o la entonces Unión Soviética. También ejerció durante dos años como oficial del Ejército del Aire italiano.

En el campo de la política nacional, Tajani destacó como uno de los fundadores de Forza Italia, ocupando el puesto de portavoz del Gobierno de Berlusconi entre 1994 y 1995. Desde ahí saltó a la política europea, donde comenzó como eurodiputado. Después, durante dos legislaturas representó a su país como comisario, alcanzando la vicepresidencia de la Comisión Europea y la del Parlamento Europeo. El italiano, por lo tanto, es mucho más que una cara conocida dentro del ámbito comunitario.

Desde 2002 Tajani es uno de los 10 vice-presidentes del Partido Popular Europeo (PPE). Ha sido 7 años vicepresidente de la Comisión Europea y el vicepresidente del Parlamento Europeo más votado, avalado por más de 20 años de trayectoria política y su profundo conocimiento de la Unión Europea. Con su nuevo puesto, desde la cabeza del Parlamento Europeo, quiere devolver a la institución su papel más tradicional, de representación de todos los grupos y de representación exterior.

Entre sus logros destaca la elaboración del plan de rescate de Alitalia y la supervisión del nuevo Reglamento de la Unión Europea en materia de Transporte. Gracias a este reglamento se salvaguardó la defensa de los derechos de los pasajeros en el transporte aéreo. Sin embargo, también ha tenido sus críticas. Una vez se destapó el escándalo en la industria automovilística por las emisiones contaminantes, se acusó directamente al político italiano de no tomar cartas en el asunto cuando fue comisario de Industria en la Comisión Europea. Al respecto, siempre ha sacado balones fuera argumentando que desconocía por completo los problemas en los tests de emisiones, a pesar de las advertencias de algunos colegas europeos.

Sus relaciones con España son buenas independientemente del Gobierno de turno. A Tajani le gusta España y en nuestro país gusta Tajani. Habla un perfecto castellano, además de su italiano natal, francés e inglés. En Bruselas se le llegó a conocer como el comisario español por su trabajo de mediación en asuntos de vital importancia para nuestro país como han sido las negociaciones para el cumplimiento del déficit o las que llevaron a reducir las sanciones a los astilleros españoles. En 2013, el Gobierno de Mariano Rajoy le quiso compensar otorgándole la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Civil.

 

Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.