Cuba se abre a las renovables españolas

La isla busca socios para la inversión extranjera en el sector de las energías renovables. La apertura hacia el exterior iniciada por los Castro ha allanado el camino para que las grandes compañías energéticas españolas busquen quedarse con un pedazo del pastel que supone el país caribeño.

No hay comentarios

“La energía renovable es uno de los sectores en los cuales nuestro país está haciendo un énfasis importante”, en palabras del ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca. La isla quiere reducir su dependencia del petróleo y orientarse hacia las energías limpias, para lo que busca socios e inversiones extranjeras que saquen adelante su ambicioso objetivo.

Cuba produce solo el 4,3% de su electricidad mediante energías renovables, y el resto proviene del gas y el petróleo. La isla tiene una producción cerca a los 25 millones de barriles anuales de hidrocarburos y gas, que cubren cerca de la mitad de las necesidades de Cuba. Además, compra unos 100.000 barriles diarios a Venezuela, una cifra que ha caído en los últimos años. Su meta es conseguir que en 2030 las renovables supongan el 24%.

Hace unos días, Cuba presentó su nueva Cartera de Oportunidades de Negocio en Cuba, donde se incluyen 395 proyectos que suman más de 9.500 millones de dólares con distintas propuestas que permitirían a la isla modificar su estructura energética y reducir su dependencia petrolera.

Ante tan atractiva oportunidad, las empresas españolas ya empezaron a mover ficha este pasado verano para ir acercando posturas y haciendo contactos con las autoridades y empresas de la isla ante el acercamiento de Estados Unidos y Cuba y entrar por fin en el país. Acciona, Gas Natural y Gamesa ya visitaron Cuba en julio de 2015 con una delegación liderada por el ex ministro de Industria, José Manuel Soria, y en mayo de este año volvieron para seguir buscando oportunidades.

Gamesa entra en Cuba

La Cámara de Comercio organizó en mayo una visita a la isla en la que 55 empresas españolas visitaron Cuba para estrechar lazos y comenzar el deshielo para instaurarse en el país, y Gamesa ha sido la primera en conseguirlo en cuanto a renovables. El pasado mes de septiembre, la televisión estatal cubana informaba de que Cuba construiría siete partes eólicos en su parte oriental para lo que contará con la participación de la compañía española, que proporcionará las tecnologías de los parques.

Entre los proyectos pendientes para los que Cuba quiere conseguir inversores se encuentran 16 proyectos por 90 millones de dólares para producir plantas de energía bioeléctrica, 10 parques solares en la zona occidental de la isla por 200 millones, otros 13 parques eólicos y 74 pequeñas centrales hidroeléctricas.

Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.