Ibermática gestiona el control eléctrico de metro de Chile

Ibermática, la compañía española de tecnología de la información, implementará un sistema de control de la red eléctrica de las nuevas líneas del Metro de Santiago de Chile. La empresa sudamericana emitió un bono de 500 millones de dólares para financiar las obras.

No hay comentarios
Ibermática será el proveedor tecnológico de las líneas 3 y 6 de Metro de Santiago, la compañía de transporte subterráneo de la capital chilena, a través de Tecnet, su filial en Latinoamérica, informó la empresa española. Las líneas tendrán 40 kilómetros y se prevé que atenderán a más de 1,5 millón de habitantes en 28 estaciones.
Esa infraestructura estará equipada con un sistema de automatización de redes de comunicaciones, diseñado por Schneider España, para garantizar el funcionamiento constante y evitar paradas por falta de suministro eléctrico, detalló Ibermática en un comunicado a la prensa.
Inteligencia en red
Tecnet se ocupará de la configuración y puesta en marcha de 364 unidades terminales remotas (RTU, por su sigla en inglés) de Schneider, para la automatización en procesos de distribución eléctrica y múltiples comunicaciones de campo.
“Su diseño escalable y modular admite una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo control de subestaciones eléctricas, con paquetes de hardware y software específicos para la aplicación”, informa la compañía. En concreto, la tecnología reducirá los tiempos de respuesta tras cortes de suministro o servicio y disminuirá las pérdidas técnicas.
El sistema global se ocupará de monitorizar las subestaciones eléctricas rectificadoras y de alta tensión, los centros de distribución de cargas y las estaciones y talleres, agrega Ibermática. El sistema recogerá señales analógicas y digitales para control, ejecutará órdenes generadas localmente o a distancia y programará los automatismos necesarios.
La línea 6, que incorporará 10 estaciones, se encontraba terminada en un 95% en febrero, dijo Guillermo Muñoz, director del Transporte Público Metropolitano de Santiago. Para ir acostumbrando a los usuarios a los nuevos servicios, la empresa instaló un stand con equipos de realidad virtual que muestran las estaciones ya terminadas.
Una ciudad más conectada
Las líneas suponen una inversión de 3.000 millones de dólares, para cuya financiación la empresa colocó un bono de 500 millones de dólares a 30 años, informó Metro de Santiago. El papel, que atrajo a inversionistas de Estados Unidos, Europa y Asia, logró una tasa cupón de 5% y recibió la nota A+ de S&P y A de Fitch.
Los recursos recaudados se destinarán a financiar también parte del proyecto de extensiones de otras líneas (2 y 3), además de refinanciar pasivos, dijo la compañía. Los nuevos trenes contarán con puertas de seguridad, conducción automática y aire acondicionado, además de cámaras en los vagones.
Las nuevas líneas apuntan a lograr “una ciudad más conectada, integrada y respetuosa con el medio ambiente”, detalló Ibermática. La nueva línea 6 estará inaugurada en el segundo semestre de 2017 mientras que la línea 3 estará concluida en el segundo semestre de 2018, concluyó el gerente general de Metro de Santiago, Rubén Alvarado.

Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.