México aumenta la regulación para los grupos mediáticos

El instituto regulador de telecomunicaciones aplicó esta semana nuevas reglas antimonopolio a los grupos Televisa y América Móvil. La medida busca aumentar la competitividad y la calidad de los servicios.

No hay comentarios

El Instituto Federal de Telecomunicaciones de México (IFT) avanzó en la primera semana de marzo en su propósito de limitar el predominio de mercado de los principales agentes del sector, las compañías Televisa (radiodifusión) y América Móvil (telecomunicaciones).

En el caso de Televisa, el organismo argumentó que sus subsidiarias (Cablevisión y Sky, entre otras) tienen el poder de inhibir a la competencia. Ello la convierte en un agente económico con “poder sustancial” en el mercado, consideración que revoca una decisión tomada por la entidad en 2015.

Además, IFT considera a Televisa “preponderante”, categoría para empresas que tienen más del 50% de participación nacional en un determinado mercado. Televisa concentra el 57,1% de los usuarios de tv por suscripción, según datos de la autoridad reguladora.

Para tales casos, la entidad cuenta con medidas “asimétricas”, entre las cuales puede obligar a la empresa a compartir su infraestructura con otras compañías para brindar el servicio. Televisa dijo que apelará la decisión por considerarla inconstitucional.

Abrir el juego

Entre quienes podrán pasar a actuar en el sector hasta ahora dominado por Televisa está Carlos Slim. Para ello, su grupo América Móvil debería separar a la operadora Telmex (telefonía), aunque sin tener que venderla, y crear una entidad jurídica diferente.

Así, Slim -que ya fue objeto de una medida asimétrica en 2014- podrá entrar a competir en un mercado en el que, además de Televisa, juegan las compañías Dish (20,8%), Megacable (14,8%) y otros pequeños operadores (5,6% restante).

Efectos

Para Televisa, la decisión del ente regulador tuvo un ligero impacto en sus acciones, que cayeron cerca de un 3%. La caída fue poco significativa, según los analistas, que señalan la apreciación del 93% que tuvieron sus papeles en los últimos cinco años.

Para América Móvil, la actualización de las medidas llega poco después de que Moody’s rebajara, el 23 de febrero, las calificaciones globales “senior” (de A2 a A3, con perspectiva estable) al entender que la compañía será impactada por “un crecimiento limitado de la industria y una lenta recuperación económica” de la región.

Reforma

Estas medidas son parte de la llamada Reforma de las Telecomunicaciones, una iniciativa del Gobierno de Enrique Peña Nieto, sancionada en 2014, para ampliar la competitividad de las empresas.

“La alta concentración que existía en las telecomunicaciones y radiodifusión provocó altos precios, una oferta reducida, baja penetración de los servicios, baja calidad y bajos niveles de inversión”, señala el IFT.

Las reglas de la entidad para elevar la calidad de los servicios y bajar los precios se evalúan periódicamente (cada dos años) y la entidad determina en cada caso si profundiza las restricciones, las mantiene o las aligera.

Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.